Los hospitales dan de alta a 99 enfermos covid en las últimas horas y liberan 85 camas UCI en una semana

Mes y medio de duras restricciones para volver al punto de partida de octubre: un riesgo de rebrote de 273

Trabajadores sanitarios protegidos atienden a un paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos –UCI- del Hospital del Mar. David Zorrakino / Europa Press
19/11/2020
Trabajadores sanitarios protegidos atienden a un paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos –UCI- del Hospital del Mar. David Zorrakino / Europa Press 19/11/2020David Zorrakino Europa Press

Poco a poco y con mucho esfuerzo, los enfermos con covid que han ingresado en las últimas semanas en los hospitales catalanes van recibiendo el alta. En las últimas 24 horas, 99 personas ha podido regresar a sus casas y 5 han abandonado la UCI. En estos momentos, todavía hay ingresadas 2.018 personas con coronavirus, 509 siguen graves en las unidades de cuidados intensivos. Este número todavía está lejos de llegar a los 300 ingresados que el departamento de Salut se había marcado como objetivo para seguir adelante con el plan de reapertura, pero la tendencia de la última semana ayuda a entrever un futuro algo más optimista.

En una semana, las unidades de cuidados intensivos han liberado 85 camas que estaban ocupadas por enfermos graves de covid y los hospitales catalanes han dado de alta a cerca de 500 personas después de haber superado el coronavirus.

De los tres objetivos que el Govern se había propuesto cumplir antes de levantar las restricciones, a día de hoy sólo se cumple uno: la velocidad de transmisión está por debajo de 1 y se mantiene en 0,78. Esto quiere decir que por cada 10 infectado, en estos momentos se contagian 7,8 personas nuevas. Para pasar a la segunda fase de la desescalada, el próximo 7 de diciembre, será condición sine qua non mantener este parámetro. El segundo objetivo era no llegar a más de mil contagios diarios, un número que se mantuvo estable entre agosto y septiembre. En el último parte, se han notificado 1.281 nuevos casos confirmados por PCR y test de antígenos. El tercer objetivo, como se ha apuntado anteriormente, es llegar a los 300 ingresados en la UCI. El doctor Josep Maria Argimon, secretario de Salut Pública, apuntó ayer que es una cifra a la que se podría llegar la próxima semana.

Aunque las restricciones han logrado reducir los contagios y la presión hospitalaria, la inercia de la epidemia todavía se ceba en la mortalidad. En las últimas horas, 82 personas han perdido la vida por la Covid-19. Desde el inicio de la pandemia, el virus se ha llevado a 15.624 personas.

Con excepción de la mortalidad, los indicadores que sirven para valorar la evolución de la epidemia van a la baja. El riesgo de rebrote cae veinte puntos y se sitúa en 273, la cifra que había antes de decretarse las restricciones, cabe recordar que a partir de 100 puntos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advierte de que el riesgo es alto. También cae la incidencia acumulada en los últimos catorce días hasta 373. Y la positividad de los test baja hasta 7,05. La OMS considera que se puede dar el virus por controlado cuando este tanto por ciento baja de 5.

Desde Salut, la consellera Alba Vergés; el director de la Unidad de Seguimiento de la Covid-19, Jacobo Mendioroz, y el secretario de Salut Púbica, Josep Maria Argimón, insisten en la responsabilidad individual para poder seguir adelante con el plan de reapertura y evitar una tercera ola antes de Navidad. En paralelo, Salut vuelve a desplegar cribajes masivos para detectar asintomáticos y cortas cadenas de transmisión.