Coronavirus

Barcelona se compromete a mejorar la estética de las nuevas terrazas y retirar los bloques de hormigón

El Ayuntamiento ha aprobado menos de la mitad de las solicitudes presentadas por bares y restaurantes

Una de las nuevas terrazas en la calzada de Barcelona
Una de las nuevas terrazas en la calzada de Barcelona FOTO: David Zorrakino Europa Press

Existe cierto consenso popular en que las nuevas terrazas en la calzada son una buena solución para dar salida a uno de los sectores más afectados, la restauración, y sobrevellevar al mismo tiempo la pandemia. Pero también que la solución urbanística empleada no destaca precisamente por su estética. Por ello, el Ayuntamiento, que ya anunció que las terrazas han llegado para quedarse, quiere sustituir alguno de los elementos que más polémica han despertado, como por ejemplo los bloques de hormigón, que separan las mesas y sillas de la circulación de los coches, por un nuevo mobiliario homologado. Por este motivo, próximamente se abrirá una convocatoria a empresas del sector para que hagan propuestas de prototipos.

Además, desde el Instituto Municipal del Paisaje Urbano se está haciendo una auditoría interna para evaluar sobre el terreno las implantaciones en calzada. Ya se ha analizado cerca de un millar terrazas: más de la mitad se han instalado correctamente y el resto tienen aspectos a mejorar o rectificar. Las disfunciones detectadas tienen que ver con la implantación del nuevo espacio -protecciones erróneas o bolardos separando terrazas continuas-, problemas con el diseño previsto en la autorización o incumplimientos por parte de los operadores.

La intención, por lo tanto, es que este nuevo mobiliario urbano de ampliación de la acera integre mejor las terrazas en la calzada, sin descuidar la accesibilidad y la seguridad. La intención del Ayuntamiento es que el nuevo modelo se pueda empezar a instalar a finales del primer trimestre de 2021.

3.129 terrazas nuevas

Desde el mes de mayo, el Ayuntamiento ha autorizado 3.129 terrazas nuevas para ayudar al sector de la restauración en el cumplimiento de las restricciones para la Covid. Casi la mitad de estas terrazas se han instalado en espacios destinados hasta ahora a los vehículos, lo que ha permitido ganar 23.000 m2 para uso ciudadano. Dos de cada tres propuestas aprobadas son ampliaciones de terrazas ya existentes, y el resto son permisos para nuevas implantaciones.

En total el Ayuntamiento ha recibido 6.731 solicitudes, de las que se han resuelto 4.203. La gran mayoría, tres de cada cuatro, han sido autorizadas. El Eixample es el distrito donde más autorizaciones se han hecho, con un total de 1.100. Sin embargo, también se han denegado 1.074 peticiones, la gran mayoría por motivos técnicos, como no tener suficiente espacio.