Mujeres unidas en la lucha contra el cáncer de mama y ginecológico

Arranca la 4ª edición de Pañuelo Solidario, una iniciativa que, mediante la venta de pañuelos, recauda fondos para becar los proyectos de dos investigadoras en el ámbito de los tumores de la mujer

Las investigadoras Carina Masferrer y Alejandra Cano junto a la paciente Eva Cuyàs
Las investigadoras Carina Masferrer y Alejandra Cano junto a la paciente Eva Cuyàs FOTO: Vall d'Hebron

El proyecto ‘Pañuelo Solidario’, impulsado por Vall d’Hebron, encarna a la perfección la esencia del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el próximo lunes. Se trata de una iniciativa liderada por mujeres, destinada a mejorar la salud y el bienestar de las mujeres mediante la investigación protagonizada también por mujeres.

En concreto, esta campaña, que celebra su cuarta edición, está orientada a recaudar fondos para financiar los proyectos de dos investigadoras predoctorales de Vall d’Hebron en el ámbito del cáncer de la mujer a través de la venta de pañuelos diseñados por Claudia Valsells, producidos y distribuidos por Natura, y con la modelo y presentadora Judit Mascó como madrina de la iniciativa.

Sobre el objetivo del proyecto, durante su presentación, el doctor Josep Tabernero, director del Vall d’Hebron Instituto de Oncología, recordaba que “en 2021 se estima que en torno a 117.000 mujeres sufrirán cáncer. El más común es el de mama, que representa el 28,4% de todos los cánceres en mujeres, el cual tiene una supervivencia que ya roza el 90%, pero hay otros, como los ginecológicos, que, pese a no ser tan frecuentes, tienen una menor supervivencia”. A modo de ejemplo, se prevé que en 2021 se diagnosticarán 6.923 tumores de cuerpo uterino (5,9% del los cánceres en mujeres), 3.659 de ovario (3,1%) y 1924 de cuello de útero (1,7%). Por todo ello, “es de vital importancia promover la investigación en este ámbito para mejorar el diagnóstico y los tratamientos, pero también para concienciar”.

En este contexto, proyectos como ‘Pañuelo Solidario’ juegan un papel destacado a la hora de potenciar esa investigación. Desde que se pusiera en marcha en 2017, se han vendido un total de 16.000 unidades, lo que ha permitido acumular una recaudación de más de 150.000 euros, que se ha destinado a la financiación de dos proyectos que ya están en marcha liderados por las investigadoras predoctorales del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR) y de Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), Carina Masferrer y Alejandra Cano, respectivamente. “El dinero recaudado nos ha permitido becar a las dos investigadoras durante dos años, pero hay que seguir recogiendo fondos para ayudar a que estos proyectos sigan avanzando”, explica Georgina Perelló, directora de Compras de Natura, que se encarga de la producción y distribución del pañuelo, que esta ya a la venta en las tiendas de la marca así como online.

Por un lado, Masferrer, quien dice sentirse muy orgullosa y feliz por formar parte de un proyecto “capitaneado por mujeres”, trabaja desde hace un año en el desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas para el tratamiento de cáncer de endometrio a partir del estudio de la efectividad de la molécula ABTL0812, que ha mostrado buenos resultados en este tipo de cáncer, junto con la inmunoterapia, especialmente indicada para pacientes que presentan subtipos agresivos.

Por su parte, Alejandra Cano lleva cinco meses desarrollando STEPS (Soporte Terapéutico para Pacientes Supervivientes), “una terapia en grupo y online, apoyada en evidencia científica, con la que añadimos un recurso adicional al servicio de psicología del hospital a través del cual tratamos de ofrecer bienestar y protección a las pacientes tras haber finalizado el tratamiento, así como generar comunidad” en la que las pacientes pueden compartir experiencias”, explica la propia Masferrer.

Al respecto, la doctora Cristina Saura, jefa de la Unidad de Cáncer de Mama de Vall d’Hebron e Investigadora Principal del Grupo de Cáncer de Mama del VHIO, recuerda que “tras pasar por el diagnóstico y tratamiento de un cáncer de mama, con los importantes efectos secundarios que ello conlleva, y después de haber superado el momento agudo de la enfermedad, la mujer vive un episodio crítico con la reincorporación plena a su vida”, que además se produce cuando es especialmente vulnerable por las secuelas físicas y psicológicas de la enfermedad y cuando las visitas médicas están cada vez más distanciadas en el tiempo. Entonces, “es necesario intervenir, dar continuidad a la atención sanitaria para poder dotar a la mujer que ha superado un cáncer de herramientas y recursos para poder enfrentarse a su vida”, señala Saura, quien insiste en que ello incide en “la mejora de la calidad de vida de esas mujeres”.

Eva Cuyàs, que se presenta como “superviviente de un cáncer de mama de los más agresivos gracias a una terapia diana producto de la investigación” , confirma la visión ofrecida por la doctora. “Es tal cual. Durante la enfermedad estás tan centrada en recuperarte que, cuando te dicen que ya ha acabado todo, te sientes desangelada”, comenta al respecto.

En definitiva, arranca de nuevo Pañuelo Solidario, una iniciativa con marcado carácter femenino destinada a mejorar la vida de las mujeres con cáncer ginecológico y de mama y, como señalaba su madrina Judit Mascó en rueda de prensa, “ésta es su cuarta edición y el proyecto no deja de crecer, algo que hemos querido simbolizar creando para la ocasión un pañuelo XXL”