Uber lanza un servicio de precio cerrado para taxis en Barcelona

Tras obtener la validación del Institut Metropolità del Taxi la plataforma aplicará tarifas bloqueadas

Un taxi de Uber en Barcelona
UBER
Un taxi de Uber en Barcelona UBERUBER

Tras unos años de polémicas y rifirrafes entre plataformas de VTC y taxi, la compañía ha decidido dar un paso adelante. Uber ha lanzado este martes su servicio de precio cerrado para taxis en Barcelona, tras obtener la validación del Institut Metropolità del Taxi (Imet) para aplicar la Tarifa 3 en su tarifa de intermediación de taxi.

Por lo tanto, los usuarios pueden pedir ya un taxi desde la aplicación de Uber, pagando un precio cerrado a través de la misma, ha informado la compañía en un comunicado. El director de Uber en España, Juan Galiardo, ha remarcado que “cientos” de taxistas se han dado de alta en la plataforma y se ha comprometido a trabajar con ellos para la recuperación del sector, en sus palabras.

Espera que los taxistas que se han unido a Uber “puedan salir a trabajar sin miedo a represalias por parte de una parte del sector” y ha asegurado que la compañía les ha puesto a disposición acuerdos con empresas para su modernización.

Uber ha afirmado que hasta el 28 de julio ofrecerá su cuota de servicio gratuitamente durante los tres primeros meses de actividad de estos taxistas y ha destacado un acuerdo con Nissan para hacer descuentos a los que operen con los modelos 100% eléctricos Nissan Leaf y E-NV200. Galp también ofrecerá descuentos en combustible en toda su red de gasolineras y los taxistas que se unan a Uber tendrán acceso a las coberturas del Programa de Protección AXA.

Protestas

Ante los servicios VTC, Élite Taxi ha convocado una movilización en Barcelona la semana del 17 de mayo contra el servicio de Cabify por sus “incumplimientos”, según ha señalado en un comunicado este martes. Las protestas del sindicato se hicieron notar cuando cortaron durante varios días la Gran Vía de Barcelona para protestar contra la legislación vigente en aquel momento.

La asociación de taxistas ha sostenido que “son tiempos difíciles” para el sector de los taxis y, por ello, ha pedido que se controle y sancione a todos aquellos VTC que operen en la capital catalana que no lleven el distintivo de servicios de alquiler de vehículos con conductor, según el artículo 3.1 del Decreto Ley 5/2017. Ha explicado que este distintivo indica para este tipo de vehículo la clase de autorización de que dispone y refleja los días de descanso.

Otro de los incumplimientos que, según Élite Taxi, debería revisarse para que Cabify opere es sobre la circulación de los vehículos y se refiere a que --según el artículo 4.3 del Decreto Ley 4/2019-- no pueden circular por las vías públicas “en busca de clientes ni propiciar la captación de viajeros”.

La antelación mínima es otro punto para la movilización, dado que de acuerdo con el artículo 4.2 del Decreto Ley 4/2019, desde la precontratación del servicio hasta la realización del mismo “debe transcurrir un intervalo de tiempo mínimo de 15 minutos”. Élite Taxi también hace referencia al estacionamiento de los vehículos y a que, mientras se encuentren en servicio no contratado, “deben permanecer estacionados en aparcamientos o garajes”.