Felipe González, sobre el Rey Emérito: “Quiero que vuelva ya y se respete la presunción de inocencia”

El expresidente del Gobierno hace una defensa de Juan Carlos I y ve insuficientes las palabras de Otegi sobre el dolor de las víctimas de ETA

Felipe González ha desembarcado en Barcelona este miércoles para protagonizar una conversación junto a Miquel Roca en el Círculo Ecuestre sobre la actualidad política. En este sentido, se han tratado múltiples asuntos, que han ido desde la salud de la Constitución hasta la violencia de ETA y, cómo ya es habitual, ha estado presente la situación del Rey Emérito Juan Carlos I. El expresidente del Gobierno se ha mostrado muy firme en apoyo al Monarca, que se encuentra en Emiratos Árabes Unidos y podría regresar pronto: “Quiero que vuelva ya y se respete la presunción de inocencia”.

“A Juan Carlos I no se le aplica la presunción de inocencia; no se valora su legado, todos llevamos una mochila, sobre todo si hemos hecho algo en la vida”, ha señalado. Roca, por su parte, ha afirmado que las investigaciones sobre el Rey Emérito demuestran la “inmensa fortaleza del sistema democrático”. En los últimos días ha trascendido que la Fiscalía podría terminar archivando las tres líneas de investigación que tenía abiertas.

Tampoco podían faltar las referencias a ETA y el décimo aniversario del cese de la actividad armada (se cumple hoy) y, en este ámbito, el expresidente del Gobierno se ha mostrado contundente y ha respondido a Arnaldo Otegi: a su juicio, sus palabras de ayer, en las que reconocía el dolor de las víctimas, no son suficientes porque no ha pedido perdón y, además, tacha de “inaceptable” que pida canjear presos por el voto a favor de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

González ha considerado que ETA ha sido la “principal amenaza” para la democracia española, aunque ha evitado aludir a la acusación de Otegi sobre la creación de los GAL y su exigencia de que pida perdón por los muertos causados. Roca, padre de la Constitución y exdiputado de Convergència i Unió en el Congreso durante muchos años, también se ha pronunciado con contundencia. “Siempre hemos condenado la violencia y el terrorismo y no comprendo cómo hay alguien que le cueste hacer este pronunciamiento en 2021. Me parece ofensivo distinguir entre víctimas civiles y militares, todas las víctimas son víctimas”, ha expresado, recibiendo el aplauso de los presentes, entre los que se contaban Isidre Fainé, Salvador Illa o Jaume Collboni.

Constitución

González y Roca han reivindicado cerradamente la Constitución. “Estamos orgullosos de pertenecer al régimen del 78. Los que lo critican hasta ahora no han contribuido a nada”, ha afirmado el expresidente del Gobierno, quien ha confesado que, en ocasiones, echa en falta no haber elaborado una Constitución militante. “Hicimos una Constitución no militante. Hicimos una Constitución en que cupieran todas las ideas y sentimientos de pertenencia, pero a veces creo que tendríamos que haberla hecho militante”, ha reconocido. “Después lo pienso y estoy conforme con que cada uno exprese lo que piensa”, ha matizado (en una Constitución militante no sería posible discursos o partidos contrarios a la Carta Magna).

¿Y una reforma? González se ha mostrado abierto a que haya una reforma de la Carta Magna, pero también ha avisado que no se puede hacer a “hachazos”. “Sin seguridad jurídica no hay libertad”, ha afirmado. “Ahora hay multiinquisadores y cada uno te dice lo que tienes que decir”, ha añadido, en referencia a las críticas que recibe a menudo de ciertos sectores políticos. “Digas lo que digas te van a criticar por lo que vas a decir”, ha proseguido.

Roca también ha cargado contra aquellos sectores políticos que intentan derrumbar el Regímen del 78, cuyo máximo icono es la Constitución. “Qué atrevida es la ignorancia”, ha dicho Roca. A su juicio, ahora suenan voces diciendo que la Carta Magna fue resultado de un “fracaso”, aunque ha reconocido que le es indiferente. “Lo que no permita es que digan que fue un acto de cobardía. El pacto es la expresión máxima del coraje. Antes me irritaba lo de la Constitución, pero ahora me aburre porque es de una pobreza intelectual”, ha zanjado. Roca ha ensalzado el modelo descentralizado español, que, a diferencia del alemán, fue decidido por los propios españoles ya que en el país germánico fue impuesto “por los tanques americanos”. “Claro que se puede hacer una reforma, pero veo más deseo de cambiarla en algunos sin saber sobre qué”, ha agregado.