Centrem: el nuevo proyecto político surgido de las cenizas de Convergència i Unió

Liderado por la exconsellera Àngels Chacon, se ha presentado y aspira a aglutinar a independentistas, soberanistas, catalanistas y federalistas

Àngels Chacón.
Àngels Chacón. FOTO: EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL Europa Press

La desaparición de Convergència i Unió ha tenido múltiples consecuencias: la primera y más importante de todas es que el espacio hegemónico en Cataluña con Jordi Pujol y Artur Mas al frente ha ido cayendo en picado hasta perder una elecciones frente a Esquerra y quedarse sin el mando en la Generalitat. La segunda consecuencia, que es causa de la primera, es la fragmentación de este espacio político ya que, de las cenizas de CiU, han aparecido numerosos nuevos partidos y el último de ellos es Centrem, liderado por la exconsellera Àngels Chacón, que aspira a aglutinar a independentistas, soberanistas, catalanistas y federalistas.

Chacón, consellera de Empresa durante el Govern de Quim Torra y purgada del ejecutivo por no adherirse al nuevo partido de Carles Puigdemont (JxCat), ha explicado que, a pesar de que pueda parecer “contradictorio” esta mezcla de sensibilidades, todos los miembros del nuevo partido coinciden en considerar que “Cataluña como nación es un sujeto político que tiene el derecho y el deber de mejorar su autogobierno”. Y, ¿hasta dónde debe llegar esta mejora del autogobierno? Tampoco hay un alineamiento completo porque todas las personas que integran “este proyecto tienen concepciones diversas”, pero sí hay acuerdo en poner una línea roja y desechar toda ilegalidad: “Cualquiera de las opciones solo se puede llevar a cabo dentro del ordenamiento jurídico”.

“Tanto si el autogobierno se incrementa en el marco del estado autonómico, como si se desarrolla a través de un nuevo encaje entre Cataluña y España o si es el resultado de la celebración de un referéndum sobre la independencia de Cataluña, la solución tendrá que ser siempre democrática, acordada, legal y votada por los catalanes”, ha planteado Chacón, dejando así el posicionamiento en torno a la independencia un poco ambiguo. En cualquier caso, como la propia marca del partido indica, el objetivo de Centrem pasa por “romper el marco mental del todo o nada”. “Reivindicamos la bilateralidad y negociaremos con el Estado todo lo que comporte progreso económico y social para Cataluña y beneficios para nuestros ciudadanos”, ha afirmado.

Más allá del “procés”, cuestión sensible teniendo en cuenta que es un partido integrado por personas procedentes de diferentes sensibilidades (desde el PP hasta el PDeCat), Chacón también ha querido subrayar las señas de identidad ideológicas del nuevo proyecto político: “Defendemos la libertad de las personas, la libre iniciativas privada y la autonomía de la sociedad civil”. “Queremos un Govern garante de deberes y derechos capaz de establecer un marco de cooperación público-privada”, ha añadido. “Defendemos el respeto a la economía de mercado, la propiedad privada y la libertad de empresa”, ha continuado.

En todo caso, este nuevo partido, que nace como una confluencia de formaciones (Lliures o Lliga), celebrará su primer congreso el próximo 13 de marzo y ahí pulirá todo el nuevo proyecto político.