Sociedad

Denuncian un posible “ERE encubierto” de profesores de Religión en Cataluña

El sindicato CSIF-PREC señala que la Generalitat debería haber reconocido ya la condición de indefinidos de esos docentes y habla de “discriminación”

Los sindicatos denuncian "discriminación" con los profesores de Religión
Los sindicatos denuncian "discriminación" con los profesores de Religión FOTO: Jesús G. Feria La Razon

En noviembre de 2021, un juzgado de Barcelona ordenaba la readmisión de una profesora de Religión de la escuela pública a la que rescindió el contrato estando embarazada. Tras seis meses de espera, el Departamento de Educación de la Generalitat de Cataluña se veía obligado a ejecutar la sentencia del mes de febrero que daba la razón a la docente. Asimismo, debía abonarle más de 30.000 euros en concepto de salarios de tramitación.

Hace más de dos años, tanto el sindicato CSIF como el sindicato de docentes de Religión de Cataluña (PREC) iniciaron una campaña contra las contrataciones en fraude de ley por la vía judicial. Una iniciativa que logró la readmisión de esta profesora, así como la regularización de contratos de más de un centenar de profesores de Religión en toda la comunidad. Sin embargo, su preocupación ha ido más allá y denuncian que la Generalitat estaría preparando un concurso de traslados restringido que podría traducirse en un “ERE encubierto”, bajo el pretexto del “Icetazo”.

Según explican desde CSIF-PREC, la Generalitat debería haber reconocido la condición de indefinidos de esos docentes de Religión, tal y como establece una sentencia reciente del Tribunal de Justicia Europeo. Se trata del fallo sobre el caso italiano “Gilda-UNAMS” y “la utilización abusiva de contratos de duración determinada sucesivos”. Así, reconoce que existe discriminación respecto a profesores de otras materias. Y es precisamente en este punto donde los sindicatos recuerdan que es la misma práctica utilizada por la administración catalana.

Por este motivo, para frenar la precariedad laboral de este colectivo de docentes, el pasado mes de noviembre solicitaron al Departamento de Educación catalán la convocatoria de un proceso de adjudicación de destinaciones definitivas y de movilidad (concurso de traslados) para todo el profesorado de religión católica, teniendo en cuenta que el último se convocó en 2013, hace casi 10 años. Sin embargo, todo hace presagiar a que una vez más la Generalitat hará caso omiso de esta petición y todo apunta a que estaría preparando un concurso de traslados pero con carácter “restringido”, o lo que es lo mismo, el temido “ERE encubierto”.

Ambos sindicatos han pedido ayuda a los obispos catalanes. Así lo hicieron durante la reunión que mantuvieron el pasado 5 de enero con el Arzobispo de Tarragona, Monseñor Joan Planelles. En ese encuentro hicieron hincapié en que siempre se han mostrado a favor del trabajo humano, por lo que resultaría chocante que se “inhibieran” de esta problemática, que atañe a los docentes de religión católica de los centros públicos.