El día que España humilló a Cataluña con un 7-0 en fútbol

Se jugó el 13 de marzo de 1924 en el antiguo estadio del Barça en Les Corts

La portada del Mundo Deportivo
La portada del Mundo Deportivo FOTO: Google

Desde hace unos cuantos años, la selección autonómica de fútbol de Cataluña juega un partido cada año, casi siempre contra equipos de, máximo, segunda fila, aunque también disputó un encuentro más que simbólico, muy de hermandad contra el combinado del País Vasco. Hay opiniones para todos los gustos dentro del independentismo, Desde que se trata de una “pachanga” sin posibilidad de llegar a disputar una competición oficial -que es la más realista- hasta la que celebra de que se trata de un día histórico de reivindicación nacional.

Sin embargo, hay una idea que siempre sobrevuela, pero que casi nadie se atreve a decirlo en voz alta, más que nada por el revuelo que provocaría. Estamos hablando de un partido entre Cataluña y España, o más bien, contra el resto del país.

Pero sucedió, a principios de siglo, cuando el fútbol en Barcelona, y en otras muchas ciudades españolas, era un incipiente deporte y negocio controlado por ingleses. En 1904, un combinado de jugadores catalanes disputaron un curioso encuentro contra los marinos del buque escuela inglés “Cleopatra”.

A partir de aquí, aunque bastante a cuentagotas, los amistosos de estos combinados catalanes empezarían a sucederse. En 1914, ya como Football Associació Catalana, llegaría su primer encuentro internacional contra la selección de un país: Francia. El partido se disputó en París y se saldó con un contundente 7-0 a favor de los galos. Poco después, en 1920, nació la selección, incomprensiblemente tan tarde.

Mientras tanto la selección española no nacería hasta 1920, cuando se tuvo que conformar un combinado para representar a España en los Juegos Olímpicos de Amberes. En ese tiempo la selección catalana había continuado haciendo giras internacionales por América y Europa.

Y sucedió. Aunque ahora parezca absolutamente increíble, el PARTIDO se disputó el 13 de marzo de 1924, bajo la dictadura de Primo de Rivera. El encuentro no tuvo nombre oficial, sino que se limitóa a informar que era entre ambas selecciones. Se disputó en el antiguo estadio del Barça, en el barrio de Les Corts, y hubo pitada del público contra los españoles. Hay que destacar que algunos jugadores catalanes de referencia en el momento, como Zamora o Samitier, jugaron con España. El objetivo del partido era recaudar fondos para el viaje que tenía que realizar la selección española a París para los Juegos Olímpicos de ese mismo año. El resultado del “match” lo dice todo, por mucho que les pese a algunos.