Alerta por el temporal en Barcelona: avisos por nieve y granizo

El Área Metropolitana de Barcelona activo el dispositivo de servicios viarios invernales ante las posibles consecuencias

Quitanieves de la AMB.
Quitanieves de la AMB. FOTO: AMB AMB

Tras 10 días en primavera, asoma un temporal de frío y nieve que puede azotar Barcelona. La ciudad, que lleva mucho tiempo sin ver nevar y ha sufrido un invierno atípico por la poca lluvia caída y las suaves temperaturas, sufrirá los efectos de la masa de aire de origen polar que atravesará toda España en los próximos días (se prevé que dure hasta el martes) y está por ver qué alcance tendrán: si llega a nevar o granizar.

En este sentido, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha activado el dispositivo de servicios viarios invernales en la Ronda de Dalt y la Ronda Litoral ante las previsiones meteorológicas. Para dar cuenta de la alerta por el temporal, se pueden dar datos: es el primer dispositivo de servicios viales invernales que se activa este 2022, pese a estar en primavera, y hace años se activaba dos veces al año de media, mientras que en los últimos cuatro años se ha puesto en marcha en dos ocasiones.

En cualquier caso, pese a que no se prevé que la cota de nieve baje de los 400 o 500 metros, sí se prevé la presencia de granizo en la calzada, lo que puede resultar muy peligroso (los domingos por la tarde suele haber mucha circulación en las rondas por el regreso de todo aquellos que salen de fin de semana).

Pero no solo Barcelona sufrirá los efectos del temporal: el resto de Cataluña también se prepara para temperaturas gélidas, la posibilidad de abundantes nevadas y la amenaza de tormentas de granizo. De hecho, algunos lugares ya han sufrido desde el jueves los estragos por el temporal: la noche del jueves al viernes, la estación meteorológica de Espot (en la comarca del Pallars Sobirà) marcó -15,1º mientras algunas comarcas del Pirineo han visto cómo la nieve caía con abundancia en los últimos días y Barcelona y municipios del área metropolitana han sufrido granizadas.

No solo las temperaturas serán bajas, sino que la sensación térmica bajará todavía más por el viento. En este sentido, la Generalitat ha activado la alerta en las últimas horas por vientos fuertes en el Pirineo y el norte de la provincia de Girona, que podrían superar los 100 km/h.