Así es el espectacular mirador con nuevas vistas a Barcelona

La inédita panorámica está ubicada en la planta 30 de la Torre Glòries, a 125 metros de altura y en una cúpula completamente acristalada

Barcelona estrena un nuevo mirador panorámico situado en emblemática Torre Glòries
Barcelona estrena un nuevo mirador panorámico situado en emblemática Torre Glòries FOTO: Enric Fontcuberta EFE

Barcelona suma una nueva cima desde la que observar y admirar la ciudad: se trata de un mirador ubicado en la planta 30 de la Torre Glòries -la emblemática Agbar, uno de los puntos más altos de la capital catalana-, a 125 metros de altura y con una vista panorámica 360º. Un enclave desde donde se ve el mar, la montaña de Collserola, Montjüic y el extrarradio más allá del Besòs e incluso los confines del Llobregat, en el extremo opuesto.

Una instalación única por la privilegiada ubicación y por su excepcionalidad: los miradores brillan por su ausencia en una ciudad sin grandes rascacielos ni instalaciones desde donde observar el “sky line” en pleno centro. Para gozar de cierta panorámica hay que recurrir a Collserola, el Turó de la Rovira o Montjuïc, sin escenarios reales en el asfalto.

La excepción es la Torre Glòries, con una cúpula completamente acristalada que ofrece una panorámica entera y real de Barcelona. Todo desde un espacio donde se entrecruzan la Gran Via, la Diagonal y la Meridiana, puerta de entrada y salida al centro de la capital catalana.

Vista de la Sagrada Familia desde el mirador de la Torre Glòries
Vista de la Sagrada Familia desde el mirador de la Torre Glòries FOTO: David Zorrakino Europa Press

Las entradas para poder visitar el espacio se han puesto a la venta este miércoles a las 10 horas en la página web del mirador a partir de 15 euros y en diferentes modalidades. Todas las visitas incluyen un servicio de audioguía en seis idiomas (catalán, castellano, inglés, francés, italiano y alemán).

El proyecto se empezó a gestar en 2017, cuando Merlin Properties pidió a Mediapro Exhibitions que creara una propuesta expositiva para el edificio, diseñado por los arquitectos Jean Nouvel y Fermín Vázquez e inaugurado en 2005.

El Mirador Torre Glòries está coronado por la instalación “Cloud Cities” de Tomás Saraceno, una obra de arte transitable en forma de cubículos suspendidos en la cúpula de la torre, como si se tratara de nubes que invitan a reflexionar sobre el futuro de la ciudad en clave medioambiental.

La zona de observación del mirador
La zona de observación del mirador FOTO: Enric Fontcuberta EFE

Sin embargo, el recorrido por el paisaje de Barcelona también pasa por el sótano de la Torre Glòries, en la planta -1, donde se encuentra el Hipermirador Barcelona. En este espacio se encuentran expuestas hasta 132 figuras de los otros barceloneses que habitan la ciudad: bacterias de todo tipo, ácaros, insectos, pájaros, mamíferos, peces, árboles y demás organismos vivos que conviven con los ciudadanos y vecinos de la capital catalana.

El objetivo es entender la ciudad como “un organismo vivo, habitado por vecinos humanos y no humanos”.