La contaminación del aire cuesta a cada valenciano 849 euros al año

Un estudio examina 432 ciudades de la UE

El tráfico rodado es una de los factores de mayor impacto

La contaminación del aire le cuesta a la ciudad de Valencia 849 euros por ciudadano al año, según un estudio publicado este miércoles por la asociación Alianza Europea de la Salud que cuantifica las muertes prematuras, los tratamientos médicos o las bajas laborales ligadas a las micropartículas, el ozono o el NO2.

El estudio, que examina 432 ciudades de la Unión Europea (UE), el Reino Unido, Noruega y Suiza, con un total de 130 millones de habitantes, establece que la contaminación del aire supone un coste adicional medio de 385 millones de euros por ciudad al año y un total de 166.000 millones de euros al año, con datos de 2018.

La media europea por ciudadano se sitúa en 1.250 euros anuales, lo que representa el 3,9 % de los ingresos de las ciudades, añaden.

La incidencia per cápita varía en función de la localidad, con una tendencia a cuantías más altas en grandes ciudades con mucha contaminación, gran densidad de población y salarios más altos.

En el caso de España, según las ciudades analizadas por la Alianza Europea de la Salud (EPHA, por sus siglas en inglés), el mayor coste por habitante corresponde a Barcelona, con 1.256 euros y seguida de Guadalajara (1.183), Madrid (1.169), Coslada (1.033), La Coruña (1.033), Palma de Mallorca (1.024), Toledo (970), Leganés (959), Talavera de la Reina (956) y Logroño (922).

Les siguen Bilbao, con 917 euros anuales por habitante, San Sebastián (858), València (849), Valladolid (838), Gijón (827), Santander (818), Zaragoza (790), Pamplona (765), León (671), Badajoz (593), Zamora (593) y Santa Cruz de Tenerife (382).

No obstante, en términos absolutos y debido a que tiene más población, el mayor coste general corresponde a Madrid, con más de 3.383 millones de euros al año, mientras que el dato agregado para Barcelona se queda en 2.020 millones de euros anuales.

El análisis se basa en una “robusta metodología” apoyada en “numerosos estudios” de economistas medioambientales para atribuir un valor monetario a los costes sociales de la polución aérea adoptados en el estudio con 16 factores sanitarios que se pueden medir, indica la asociación que elabora el informe, de la que forma parte la Fundación Española del Corazón.

“Posteriormente, los impactos físicos se monetizaron utilizando un marco de valoración desarrollado en el Manual de Costos Externos revisado por pares publicado por la Dirección General de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea”, agregan.

A continuación, esos costes sociales se determinaron específicamente en cada localidad en función de los niveles de contaminación local y el tamaño y la estructura del municipio en términos de edad o nivel de vida.

Las ciudades con mayores costes vinculados a la mala calidad del aire, según el estudio, son Londres (11.380 millones de euros al año), Bucarest (6.350 millones) y Berlín (5.340 millones).

El tamaño de las ciudades, señala el estudio, tiene una incidencia directa en los costes, de forma que los 25 municipios con mayores “pérdidas” son localidades de más de un millón de habitantes.

“En gran medida, la situación puede verse influenciada por las políticas de transporte y las ciudades pueden reducir los costos cambiando a la movilidad urbana de cero emisiones”, señaló la secretaria general de la EPHA, Sascha Marschang.

La polución aérea es responsable de más de 400.000 muertes prematuras al año en la Unión Europea, según la Comisión Europea.