Tensión en el Consell, los Presupuestos de la reconstrucción también ponen a prueba al Botànic

Les Corts aplazan la comparecencia de la vicepresidenta, que pidió 21 millones más

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, durante la rueda de prensa posterior al pleno que aprobó el proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat para 2021Ana EscobarEFE

Ni la situación de emergencia sanitaria y social que vive la Comunitat Valenciana ha evitado que el Consell repita, un año más, las tensiones por la aprobación de los Presupuestos.

La Mesa de Les Corts ha tenido que aplazar la comparecencia de la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, programada para hoy a las 10.30 de la mañana.

La explicación que se da desde este Departamento es que el conseller de Hacienda, Vicent Soler, remitió el pasado sábado un escrito a Les Corts, después de que el pleno del Consell aprobase el proyecto de ley de Presupuestos, admitiendo que se había producido un error y que se enviarían los cambios el lunes.

Sin embargo, este escrito no ha llegado y, por tanto, la Mesa ha decidido posponer al viernes la comparecencia de Oltra para que los diputados puedan debatir sobre las cifras reales.

Desde la Conselleria de Igualdad no han querido hacer público ayer de qué errores se trata y no niegan que sigan reclamando más presupuesto. Así las cosas, en diferentes círculos ha extendido la confirmación de que Oltra quiere 21 millones más. Se trata de una cantidad que estuvo encima de la mesa en la negociación y a la que, supuestamente, la vicepresidenta renunció.

Desde Hacienda insisten en que se trata de errores dentro de las líneas presupuestarias. El fallo podría haberse producido porque hubo más de una versión del presupuesto. Sin embargo, desde varios grupos políticos se ha puesto en duda esta explicación. Afirman que estas modificaciones pueden realizarse vía enmiendas, a no ser que lo que se quiera es aumentar la partida de la Conselleria de Igualdad, y para eso, habrá que quitársela a otra.

El encaje legal de esta última maniobra ha sido puesto en duda incluso por los letrados de Les Corts que admiten que nunca se había producido una situación similar y que por tanto, incluso podrían llegar a impugnarse las cuentas.