Ribó: “Las Fallas no se celebrarán en marzo de 2021, habrá que esperar”

Será la séptima vez que Valencia se queda sin fiestas que solo se cancelaron en dos años consecutivos durante la Guerra Civil

Visita de la Falleras a los talleres de la Ciudad del Artista Fallero
El alcalde de València, Joan Ribó, durante la visita que ha realizó el pasado mes de marzo a los talleres de la Ciudad del Artista FalleroAna EscobarEFE

El alcalde de València, Joan Ribó, ha informado este jueves de que las próximas fiestas de Fallas no se podrán celebrar en el mes de marzo y que habrá que esperar a “una situación más conveniente”.

Preguntado por esta circunstancia, Ribó ha asegurado que al Ayuntamiento “le importa mucho que el mundo fallero siga con su actividad y por eso le quiere ayudar, porque es imprescindible para la continuidad de estas fiestas tan importantes para València y su área metropolitana”.

Al respecto, ha explicado que el pasado martes se acordó la constitución de un fondo participado al 50 % por la Generalitat, al 30 % por las diputaciones provinciales y al 20 % por los ayuntamientos para apoyar al sector de la fiesta.

Este fondo, según ha explicado a la SER, estaría destinado, entre otros, a compensar al sector de la hostelería, hospedaje, agencias de viaje, espectáculos, artistas falleros, carroceros, flores, indumentaristas u orfebres.

Los dirigentes de la Junta Central Fallera y miembros de las fallas del área metropolitana de València tienen previsto mantener una reunión telemática mañana viernes a las 19 horas con responsables de la Conselleria de Sanidad para analizar el posible escenario al que se enfrenta la fiesta de las Fallas.

Fallas “de otra manera”

Aunque el anuncio del alcalde no coge a nadie por sorpresa, lo cierto es que hasta hace poco desde su equipo de Gobierno se defendía que era posible celebrar las fiestas “de otra manera”. No obstante, fue la consellera de Sanidad, Ana Barceló, la que dejó bien claro desde el principio que hasta que no hubiese vacuna no se podría celebrar ningún evento multitudinario.

La vacuna se está administrando, pero el ritmo previsto no permite, ni de lejos, hacer prever que en el mes de marzo se haya conseguido una inmunización general de la población.

Como en la Guerra Civil

Con la suspensión de las fallas de 2021, serán dos las ediciones suspendidas de manera consecutiva. Se trata de una situación similar a la que ocurrió en la Guerra Civil Española, aunque entonces las emblemáticas fiestas valencianas se cancelaron tres años seguidos, de 1937 a 1939, según recoge Efe.

Marzo de 2021 será la séptima vez en la historia en la que las calles de la ciudad no se decoren con los cientos de monumentos que cada año se “plantan” a la espera el fuego purificador del día de San José, el 19 de marzo, para quemar el arte efímero en forma de sátira e ironía que decora la ciudad durante cinco días.