Honor más que merecido para Rita Barberá

La gestión de quien fuera conocida y reconocida como «alcaldesa de España», han de aceptar sus grandes logros

El delegado de La Razón en la Comunitat Valenciana, Iñaki Zaragüeta
El delegado de La Razón en la Comunitat Valenciana, Iñaki ZaragüetaLa Razón

El PP de Valencia parece haber emprendido la recuperación de la memoria de quienes merecen el reconocimiento público y político y que, bajo sus siglas, alcanzaron las más altas cotas de confianza por parte de los ciudadanos. Así se desprende, es mi impresión, de la iniciativa que los populares del «cap i casal» presentarán al Gobierno municipal de Joan Ribó proponiendo el nombramiento de Rita Barberá como «alcaldesa honoraria de Valencia».

Intuyo que el acierto del equipo que comanda María José Catalá disgustará sobremanera a Compromís y PSPV. Sin embargo, deberían reflexionar sobre ello. Por más que se empeñen en denigrar la persona y la gestión de quien fuera conocida y reconocida como «alcaldesa de España», han de aceptar sus grandes logros. Desde el punto de vista político, gobernó la ciudad durante 24 años, veinte de ellos con mayorías absolutas. Desde la perspectiva personal, por más que le acosaron ante los tribunales, murió sin siquiera haber sido imputada.

Rita consiguió poner a Valencia en el concierto nacional e internacional hasta hacer de la capital un centro atractivo para los cinco continentes. Los méritos para ese reconocimiento son más que sobrados. Así es la vida.