Los médicos valencianos piden restricciones antes de Navidad: “Debemos comportarnos como si no estuviéramos vacunados”

Los galenos valencianos alertan de que «debemos comportarnos como si no estuviéramos vacunados»

Una persona pasa ante el escaparate de un comercio del centro de Valencia este lunes
Una persona pasa ante el escaparate de un comercio del centro de Valencia este lunes FOTO: Ana Escobar EFE

Las restricciones horarias como las aplicadas antes de la vacunación, ya no tienen sentido, pero las aglomeraciones y cenas en espacios cerrados, deben limitarse. Es la voz del secretario general del Sindicato Médico en la Comunitat Valenciana (CESM), Víctor Pedrera, quien advierte de que la atención primaria «ya es un caos» y los ambulatorios y los hospitales «son vasos comunicantes».

«Se están cometiendo exactamente los mismos errores que en las anteriores olas», alerta el representante sanitario, quien asegura que en los centros de salud «entre los días libres acumulados y las bajas por covid, estamos saturados».

En este sentido, recalca que, solo durante las últimas cuatro semanas, se ha pasado de 200 a 700 sanitarios de baja por coronavirus o en cuarentena.

«La vacuna te protege de una enfermedad grave y de la muerte, pero no de contagiarte y de ser contagioso», recuerda Pedrera. En este sentido, asegura que «debemos comportarnos como si no estuviéramos vacunados, hasta que haya una vacuna esterilizante».

Este tipo de tecnología, explica, impide directamente que el virus entre en el organismo -como sucede con otras enfermedades erradicadas, como la varicela o la polio- pero eso aún no ha sucedido con la covid».

En cuanto a la obligatoriedad de contar con el pasaporte covid, asegura que ha tenido un efecto muy positivo puesto que ha fomentado la vacunación, pero ha provocado la «falsa sensación de protección e inmunidad total» entre todas aquellas personas que lo tienen.

Por eso, de cara a las fiestas navideñas, y ante el imparable incremento de contagios e ingresos hospitalarios, Pedrera reclama más limitaciones y refuerzos sanitarios.

«Las cenas, las aglomeraciones de personas sin mascarilla o en espacios cerrados, el ocio nocturno... deben limitarse», señala. Y reclama más personal sanitario para los centros de atención primaria. «La mayoría de los contratos covid que ha firmado la Conselleria de Sanidad son para personal administrativo, no médico, que es lo que se necesita».

Critica que el Departamento dirigido por Ana Barceló haya decidido, además, que estos contratos finalicen el 31 de diciembre, sin tener en cuenta cuál va a ser la situación sanitaria tras las fiestas navideñas. «Una vez más, se ha planificado sin tener en cuenta la opinión de los sanitarios», lamenta.

Nuevas cepas

Por otra parte, Pedrera subraya que se ha cometido un error de base, que es centrarse en la vacunación del primer mundo y olvidar al resto del países. «La variante Delta se originó en la India, la Omicron en Sudáfrica... Mientras no se vacune a las personas de estos países, van a seguir apareciendo nuevas cepas. Si no por solidaridad, aunque fuera por egoísmo habría que vacunar a estos países».