Sanidad explica que el seguimiento de la pandemia se realizará por la incidencia hospitalaria y no por número de contagios

La Atención Primaria se verá reforzada con una inversión de 326 millones de euros

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, durante su comparecencia en Les Corts para informar del Marco Estratégico de Atención Primaria y Comunitaria 2022-2023.
La consellera de Sanidad, Ana Barceló, durante su comparecencia en Les Corts para informar del Marco Estratégico de Atención Primaria y Comunitaria 2022-2023. FOTO: Kai Försterling EFE

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha informado este lunes de que los indicadores hospitalarios -ingresos, camas de agudos y UCI- van a ser a partir de ahora el centro de vigilancia y atención sobre la evolución de los casos de covid-19.

Pasamos a vigilar esta pandemia de otra manera muy distinta”, ha señalado la consellera en declaraciones en los pasillos de Les Corts, ya que a partir de este lunes no se tendrá en cuenta el número de casos positivos diarios sino los indicadores asistenciales.

Barceló ha precisado que se centrará en las personas mayores de 60 años, inmunodeprimidos y mujeres embarazadas, dentro de la nueva etapa de seguimiento de la pandemia.

Desde este lunes España dejará de contar todos los positivos de coronavirus para centrarse solo en los casos graves y en los entornos vulnerables, una nueva etapa en la que se acabaron el aislamiento de las personas con síntomas leves o sin ellos, las pruebas generalizadas y los rastreos.

Puede ser que pueda haber algún pequeño repunte en número de casos, pero esperemos que no se traslade a los indicadores hospitalarios que son los que ahora mismo van a ser el centro de nuestra vigilancia y atención sobre si hay un aumento de covid o no”, ha añadido.

Preguntada si en caso de repunte se dará marcha atrás a esta nueva estrategia, la consellera ha señalado que “de momento no” ya que está implantada para todo el sistema.

“Salvo que se tenga mayor información del resto de comunidades autónomas” y si los indicadores de la Comunitat Valenciana son como hasta ahora, por debajo de los que marca el Ministerio como riesgo alto y de la media, “no hay cambio”, ha afirmado.

Nueva Atención Primaria

Por otra parte, la Conselleria de Sanidad va aplicar incentivos para quienes ocupen puestos de difícil cobertura en la sanidad pública valenciana, mediante un decreto que también impulsará que en esas zonas los recursos asistenciales se desplacen a donde sea necesario, en lugar de que lo haga el paciente.

Ana Barceló ha explicado que a la nueva Atención Primaria se destinarán en los próximos dos años con 326 millones de euros para tener más personal, más equipamiento y más tecnología.

La oposición ha señalado que la atención primaria está “desbordada” y en “colapso”; ha afirmado que en 2019 ya se prometió un plan para las plazas de difícil cobertura, y ha criticado la “falta de eficiencia” de la Conselleria, mientras que el Botànic ha defendido que nunca se habían destinado tantos recursos económicos y humanos a la sanidad pública.

Barceló ha indicado que, como complemento al nuevo marco estratégico de atención primaria, se va a presentar un decreto destinado a dar respuesta a la dificultad para cubrir determinadas plazas de la red asistencial, tanto de facultativos como de otros profesionales, por ejemplo en centros de salud de zonas de interior.

La futura norma incluirá incentivos para quienes acepten esos puestos, como la reducción del tiempo de permanencia en cada grado para la progresión en la carrera profesional; más puntuación en los procesos de selección y para alcanzar objetivos en la productividad variable, y prioridad para participar en actividades formativas y de investigación.

Además, el decreto introduce el concepto de “alianza estratégica” entre centros y servicios sanitarios para acercar la prestación al paciente, lo que facilitará la cobertura de las necesidades asistenciales en áreas o especialidades con falta de profesionales, tanto en atención primaria como en hospitalaria.

Sobre el nuevo modelo de atención primaria, la consellera ha destacado que va a tener un incremento de financiación “sin precedentes” y que la plantilla estructural se va ampliar en 1.600 plazas, que estarán creadas el 30 de abril y que incluirán 256 referidas a salud mental.

La partida para recursos materiales, la inversión en tecnología e infraestructuras alcanzará los 188 millones de euros, de los que 76 millones serán para nuevos centros de salud, mientras que en el nuevo modelo asistencial la atención podrá ser presencial, domiciliaria, telefónica o por videoconferencia.

Barceló ha asegurado que se va a dotar a la primaria de las herramientas para que desempeñe el “lugar central” que le corresponde, de forma que deje de ser la “puerta de entrada” al sistema sanitario para constituir el “eje transversal”, y ha indicado que, aunque el nuevo marco se remitirá este mes al Ministerio, es un documento vivo en el que se seguirá trabajando .

Reacciones

El diputado del PP José Juan Zaplana ha acusado a Barceló de haber planteado en 2019 medidas la atención primaria que aún no se han hecho realidad y ha lamentado que, a pesar de que se van eliminando las restricciones contra la covid, esta sigue “desbordada”, con demoras de 15 días para ser atendidos.

El diputado de Ciudadanos Fernando Llopis ha indicado que la atención primaria está en situación de “colapso”, ya que pese a que ahora se gasta más no se gestiona mejor, por lo que ha exigido “más especialistas y menos socialistas”, y ha aplaudido que “por fin” se vayan a cubrir plazas de difícil cobertura, como este partido pide hace meses.

Desde Vox, David García ha criticado el “humo” que vende una Conselleria que es “incapaz de reconocer los problemas reales”, está “dividida en dos bandos que se torpedean una y otra vez” y que pretende arreglar la sanidad a un año de las elecciones.

La consellera ha lamentado que se hagan discursos “populistas y demagógicos”; ha pedido que no se tenga “memoria de pez”, pues se acaba de vivir una pandemia que ha “tensionado” todo el sistema de salud, y ha reclamado la colaboración de la oposición para este plan de atención de primaria.