Valencia

Urbanismo

El PP lamenta el “portazo” del Ayuntamiento de Valencia al Sidi Saler. “Imponen su capricho ideológico”

“Se ha perdido una oportunidad única para reactivar económicamente la zona y dotar de más servicios a los vecinos, que ya mostraron su oposición a demoler el Sidi Saler”, lamenta la popular María José Catalá

El alcalde de València, Joan Ribó, durante el pleno ordinario
El alcalde de València, Joan Ribó, durante el pleno ordinario AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, ha lamentado el “portazo” que ha dado el gobierno de Joan Ribó (Compromís) y del PSOE al proyecto para rehabilitar y reformar el hotel Sidi Saler después que en una resolución del pasado 29 de julio declarara la caducidad de la licencia ambiental otorgada por Resolución U-4620 de 13 de julio de 1999 para ejercer la actividad de hotel en la avenida de la Gola de Pujol, 19.

Se ha perdido una oportunidad única para reactivar económicamente la zona y dotar de más servicios a los vecinos que en enero ya mostraron su oposición a demoler el Sidi Saler. Una vez más, Ribó, con la complicidad y la sumisión del PSOE, ha impuesto su capricho ideológico antes que atender las peticiones vecinales” ha afirmado María José Catalá tras conocer dicha resolución de caducidad.

Cabe recordar que a principios de año, el PP presentó una moción en el Ayuntamiento que fue rechazada por Compromís y PSOE donde se exigía al Ministerio de Transición que se pronunciara, de manera clara y urgente, sobre el estado y vigencia de la concesión demanial; y que se abriera un proceso de estudio y escucha sobre el futuro de la dotación.

“Se ha comprobado por experiencias pasadas que la demolición no es la solución para proteger el paraje natural. Es importante evitar que se repita la situación que se ha vivido en el antiguo Polideportivo de El Saler, donde en lugar de renaturalizarlo, hoy es un lugar lleno de escombros con nada de naturaleza y eso es, precisamente lo que quieren evitar los vecinos”, ha afirmado María José Catalá.

La portavoz del PP ha señalado que esta nueva decisión unilateral del Gobierno tendrá un impacto muy negativo en el entorno natural de un edificio tan emblemático ya que en los propios informes “se dice que demoler el Hotel Sidi Saler generará hasta 32.000 toneladas de bloques de escombros y de basura”, ha denunciado María José Catalá. Una elevada cifra de residuos que equivaldrían a una fila de “800 camiones desde el despacho del alcalde, en el centro de la ciudad, hasta el Sidi Saler”, ha concluido.