Las concesionarias de ITV valencianas alertan del “caos inminente” por la reversión

Solicitan una reunión urgente con el presidente de la Generalitat

Imagen de una estación de ITV
Imagen de una estación de ITV FOTO: CONSELL DE MALLORCA CONSELL DE MALLORCA

La Asociación de Entidades Concesionarias de la Comunidad Valenciana para la Inspección Técnica de Vehículos (AECOVA-ITV) ha solicitado este miércoles una reunión urgente con el president de la Generalitat, Ximo Puig ante el “inminente caos” que aseguran va a suponer la reversión del servicio a la gestión pública.

Las concesionarias argumentan su petición en la necesidad de conocer una “hoja de ruta realista” ante el fin de unas concesiones que en algunas ITV la concesión acaba el próximo 25 de febrero y en otras el 3 de marzo.

Según la asociación, las ITV van a dejar de dar citas a partir del 25 febrero, momento en el que alertan de que “la decisión arbitraria tomada desde el Consell provocará problemas técnicos”, ya que al finalizar el contrato no se podrán facilitar citas para los usuarios, “ni se conocerá la capacidad productiva o el personal disponible”.

Asimismo, han criticado el “caso omiso” recibido desde la Administración, pues sostienen que no se ha ampliado la prórroga necesaria para hacer una “transición tranquila” y que el conseller de Economía, Rafael Climent, les ha dado “plantón como colectivo”.

Por ello, AECOVA reclama que Ximo Puig “tome la iniciativa” para hacer “reconsiderar” a Climent su decisión y les indique una “hoja de ruta realista” para la reversión de los centros de ITV, ya que la situación es “irregular e incomprensible” y quieren conocer cuáles son las obligaciones de los concesionarios.

Según indican en un comunicado, en los hospitales que han pasado a la gestión pública por el Consell del Botànic un año antes de hacer la reversión ya se dictaron las normas oportunas, mientras que el caso de las ITV “se desconocen” a falta de un mes.

AECOVA afirma que es “inviable” que el 25 de febrero o el 3 de marzo estén disponibles las citas y se preste servicio, porque por el momento el servicio público “no está capacitado para asumir la gestión, pese a que sea su obligación facilitar este servicio orientado a los valencianos”, y ofrece dialogar y acordar.