El Museo Rodin hará bronces del escultor para superar la crisis de la Covid-19

El artista había concedido el permiso para que siguieran sacando fundidos después de su muerte

El Museo Rodin ha abierto y lo ha hecho con una curiosa iniciativa: volver a sacar moldes de las obras de arte del escultor. La actual crisis que atraviesan los museos, derivado de la pandemia, les ha obligado a tomar esta iniciativa. El cierre y después el foro limitado de las salas, les ha obligado a tomar esta decisión. Se han acogido al permiso que el artista les concedió para que, después de su fallecimiento, pudieran replicar fundidos de sus obras.

El Museo, muy conocido por albergar “El pensador”, una de las esculturas más conocidas del artista, se autofinancia a través de sus ingresos por la venta de entradas, la tienda y los servicios que ofrece. Un montante que asciende a 8 millones de euros. Los otros 3 los suelen reunir a través de ventas de copias. Pero ahora, como casi cualquier presupuesto se ha quedado corto en los museos, va a aumentar esa tirada y las ediciones.

Próximamente, por eso, volverá a sacar al mercado réplicas de las famosas piezas que poseen para que los coleccionistas y los amantes del arte puedan contemplar algunas de las creaciones más representativas de Rodin. Con esta iniciativa, y a lo largo de los próximos meses, espera conseguir alrededor de tres millones de euros. El presupuesto necesario para remontar este bache económico y cuadrar las cuentas.