29 años de “Black or white”, cuando Michael Jackson le cantó al racismo

El single del octavo álbum del artista, “Dangerous”, se recibió como una auténtica crítica a la desigualdad entre etnias y nacionalidades

Michael Jackson

“No importa que sea negro o blanco”. Así de sencillo y de revolucionario fue el mensaje que Michael Jackson lanzó con una de sus mejores y más célebres canciones, “Black or white”. Un día como hoy se lanzó el single del octavo álbum del Rey del Pop, “Dangerous”, que coescribió, compuso y produjo con Bill Bottrell.

Un disco que rápidamente se introdujo en todas las listas de éxitos, así como recaudó un gran reconocimiento a nivel de crítica y público. De la misma forma, “Black or white” volvió a arrasar con el concepto musical de la época, mostrando Jackson a sus seguidores una espectacular fusión de pop, rock, dance y hip hop, así como un icónico videoclip.

Se cumplen 29 años desde que esta canción de Jackson vio la luz, alcanzando su punto máximo en el número uno en el Billboard Hot 100 el 7 de diciembre del mismo año. De esta manera, se convirtió en el tema que más rápido alcanzó dicha posición, desde “Get Back”, de los Beatles.

“Los hombres blancos siempre han marcado las páginas de la historia de la música, que ha puesto a los blancos por encima de los negros”, escribió Jackson en 1987 en unas cartas inéditas a las que accedió el diario “The Sun” el pasado 24 de agosto. Y ejemplificó esta afirmación: “Elvis Presley fue nombrado el Rey del Rock and Roll, Springsteen como The Boss y los Beatles como los mejores”.

De esta manera, en estas cartas el cantante de “Thriller” admitía que los Beatles eran buenos músicos, pero “no mejores cantantes ni bailarines que los Blacks”. Agregó que buscaba con esta crítica que “los niños blancos puedan tener héroes negros para que no crezcan con prejuicios”. “Mi objetivo es llegar a ser tan grande y tan poderoso y convertirme en héroe para acabar con esos prejuicios. Hacer que estos niños blancos me amen vendiendo más de 200 millones de álbumes”, escribió el artista.

Con esto, el cantante que se operó para transformar su piel negra en blanca, era firme defensor de la igualdad. Criticaba constantemente el racismo, sobre todo a través de su música, siendo “Black or white” un himno en este sentido.

Tanto en la letra como en el videoclip de la canción, se deja clara la intención de eliminar cualquier prejuicio por el color de la piel. Si me quieres, ¿qué mas da si negro o blanco? Si quieres estar conmigo, ¿qué importan los colores?

En el videoclip, Jackson aparece rodeado de personas de diferentes etnias y nacionalidades, que se mueven al ritmo de algo que es universal: la música y el baile. Todo ello, mostrando a dos bebés de diferente raza sentados sobre el planeta Tierra y con alusiones al Ku Klux Klan o a la Estatua de la Libertad. En conclusión, una canción que alcanzó el éxito indiscutible a través de una firme crítica a la desigualdad racial.