Las dificultades económicas sacan a la venta un Monet

La decisión fue tomada por la junta directiva para paliar los gastos derivados de la crisis de la pandemia

"Pommiers en fleurs", de Monet, que ahora puede venderse
"Pommiers en fleurs", de Monet, que ahora puede venderseWikpediaWikipedia

La Union League of Chicago sigue la senda de otras instituciones que están pensando o han pensado en vender los grandes tesoros que han almacenado para paliar los gastos provocados por la crisis de la Covid-19. En esta ocasión, esta sociedad civil, creada en el siglo XIX, en 1879, con el ánimo de ayudar y apoyar a líderes civiles, ha decidido deshacerse con el cuadro más importante de su colección: “Pommiers en fleurs” de Monet. Esta obra maestra del artista representaba los fondos de esta institución, pero según informa la revista “The Art Newspaper”, se ha decidido sacarla a la venta.

La decisión se suma a otras iniciativas que se están escuchando a lo largo de las última semanas y que han levantado malestar entre el público y la crítica, pero que parece que son inevitables debido al alcance de pérdidas que se están afrontando. Este lienzo fue adquirido en 1895 por la suma de quinientos dólares. Cifra que, con el paso del tiempo, la revalorización de la firma y el auge del arte (debido a las subastas, las exposiciones, la apertura de nuevos museos y el coleccionismo internacional) se ha visto significativamente revalorizada. Ahora se calcula que su venta podría quedarse entre los cinco y los quince millones de euros.

Con este intento se trata de salvar este centenario club, pero, existe conciencia del valor tanto económico como cultural y lo que representa para la ciudad de Chicago contar con este tesoro del impresionismo francés. Por eso esperan que el cuadro, finalmente, no salga de esta capital y permanezca para que sus habitantes puedan contar con este patrimonio artístico. Parece que el arte, al fin de cuentas, es un valor seguro para el ahorro y un importante salvavidas para los momentos de dificultad. De hecho, no solo las instituciones de este carácter están reflexionando sobre si es oportuno o no desprenderse de cuadros, también galerías y museos han barajado esta solución como posibilidad para cubrir el agujero económico causado por la falta de visitantes.