El secreto oculto de la “Madonna” de Munch

A través de escáneres infrarrojos, el Museo Nacional de Noruega ha descubierto las rectificaciones y técnicas pictóricas del artista a la hora de realizar el cuadro

"Madonna", obra de Edvard Munch
"Madonna", obra de Edvard MunchNasjonalmuseet / Børre Høstland

Más allá de su grito, entre las obras de Edvard Munch destaca una figura femenina, con pelo largo y pálida desnudez, a la que se le conoce como “Madonna”. Esta obra que el noruego realizó entre 1894 y 1985 es actualmente propiedad del Museo Nacional de Noruega, que acaba de desvelar los resultados de una interesante investigación alrededor de dicho óleo. “El descubrimiento brinda una nueva y valiosa información sobre cómo y cuándo Munch realizó una de sus pinturas más famosas”, explican desde la página oficial del museo, añadiendo que ha sido realizado por los expertos Thierry Ford y Borre Hostland, a través del “uso de reflectografía infrarroja”.

Esta técnica permite observar capas subyacentes bajo la superficie de las pinturas. De esta manera, la “Madonna” de Munch se ha sometido a esta herramienta y el resultado ha sido el hallazgo, bajo la superficie visible, de un boceto desconocido. La pintura que vemos, en palabras del museo, “muestra a una mujer arqueando la espalda, con un brazo detrás de la cabeza y el otro detrás de la espalda. Sobre un fondo de líneas ondulantes y temblorosas, se la representa con los ojos cerrados, y casi parece flotar”. Y, al usar la cámara infrarroja, se han descubierto “múltiples líneas de boceto que rodeaban el brazo izquierdo de la mujer”.

Estos trazos revelan que Munch intentó dibujar una composición diferente antes de decidirse por la que hoy conocemos, no solo en esta Madonna, pues hizo varias obras de este estilo. “El descubrimiento fue inesperado y emocionante”, explica Ford, “confirma que hay más que revelar en la colección Munch del museo en lo que respecta a su técnica”.

Los escáneres infrarrojos revelaron este boceto oculto bajo la "Madonna" de Munch
Los escáneres infrarrojos revelaron este boceto oculto bajo la "Madonna" de Munch FOTO: Nasjonalmuseet / Børre Høstland

Si bien el artista noruego llevó a cabo cinco versiones de “Madonna” en tamaño similar entre 1894 y 1897, ninguna de las obras fue fechada por el pintor. Por ello, han sido las investigaciones las que han estimado su edad, aportando ahora el presente descubrimiento un dato bastante aclaratorio: “Los nuevos hallazgos, junto con investigaciones anteriores, hacen que sea razonable determinar que Munch terminó esta primera versión de ‘Madonna’ en 1894″, explica el curador del museo, Vibeke Waallann Hansen.

Asimismo, destaca del experimento que “proporciona información interesante sobre cómo el artista trabajó en la composición. Podemos ver que experimentó dejando colgar ambos brazos. Junto con otros bocetos tempranos con motivos similares, los dibujos subyacentes en la pintura nos dicen que dudaba sobre cómo colocar los brazos de su ‘Madonna’”.

Como corresponde a una gran galería de su país de nacimiento, el Museo Nacional de Noruega cuenta con una gran colección de Edvard Munch: alberga 57 pinturas, entre las que figuran las icónicas “El grito”, “La danza de la vida”, “Melancolía” o “Madonna”. Todas ellas se exhibirán a partir del 11 de junio de 2022 en la nueva sala Munch, donde además se presentarán 18 de sus obras más famosas de la década de 1890.