Cine

Las escenas eliminadas de Titanic que nunca pudiste ver en pantalla

Muchas de las tramas de los personajes secundarios tienen finales inesperados para los seguidores de la película

Titanic: Rose y Jack
Titanic: Rose y Jack Fotograma - captura de pantallaTitanic

Titanic, el largometraje de James Cameron, es sin duda una de las películas más taquilleras de la historia, y no es para menos, ya queel romance entre Jack y Rose siempre será una de las historias de amor clásicas de la historia del cine. Pero, ¿sabías que varias escenas fueron eliminadas?

A pesar de que la película dura 3 horas y 14 minutos, James Cameron suprimió varias de las escenas que hacen que muchas de las historias de los personajes secundarios no cobren sentido, por ejemplo: ¿Qué pasó con la pequeña Cora, la niña con la que Jack baila en la gran fiesta de la tercera clase del barco?, ¿por qué Rose canta “Vuela, vuelta, alto, muy alto” cuando está esperando a ser rescatada? Muchas de estas respuestas se encuentran en estas escenas excluidas ¡Han salido a la luz y te las contamos!

El beso apasionado en las calderas de trasatlántico

Rose y Jack tuvieron una de las historias de amor más apasionadas de la historia del cine, sin embargo, los fieles seguidores de la película siempre han echado en falta más momentos de pasión entre ambos. Y es que, una de estas escenas es un intenso beso en las calderas mientras se escondían entre los trabajadores del trasatlántico y huían de Lovejoy. Sin duda, una escena que demuestra el verdadero amor que sentían el uno por el otro y que los seguidores no se explican por qué fue eliminada.

¿Qué fue de Fabrizio?

Uno de los entrañables personajes que aparecen en el largometraje es el fiel amigo de Jack, Fabrizio, el cual se enamora perdidamente de Helga, una joven noruega con la que conecta rápidamente.

En esta escena eliminada, se les ve esa conexión especial, pese a hablar diferentes idiomas. Cuando el Titanic comienza a hundirse, él va a buscarla para hallar la forma de sobrevivir, sin embargo ella decide quedarse con sus padres, prometiéndose que nunca se olvidarán.

¿Qué fue de Cora?

Cora es esa pequeña niña que en la gran fiesta que disfrutan Jack y Rose junto a los pasajeros de la tercera clase, baila sonriente junto a Jack disfrutando del ambiente, pero, ¿qué pasó con ella cuando el Titanic se hunde?, desgraciadamente, en esta escena eliminada se puede ver a Cora con sus padres intentando romper los barrotes con los que quedan atrapados en el camarote de la tercera clase, y que se puede ver como poco a poco se va llenando de agua, hasta que fallecen.

“Vuela, vuelta, alto, muy alto”

Esta es la estrofa de la canción que Jack y Rose cantan cuando dan un paseo por cubierta tras la gran fiesta de la tercera clase, la canción dice “Ven Josephine, en mi máquina voladora, ¡y sube! ¡Sube! Arriba, arriba. Un poco más alto”.

En la escena eliminada se ve como después de cantarla, Rose mira a las estrellas y le confiesa a Jack una de las historias que le contó su padre “cada vez que ves una estrella fugaz, un alma sube al cielo”. Es por esta escena que cuando Rose espera a ser rescatada y Jack está muerto, ella canta esta canción y mira al cielo.

Las ambiciosas ideas de Rose en la estricta sociedad

Desde el inicio de la película se puede ver a Rose incomoda con las estrictas normas elitistas de la alta sociedad. En una de las escenas eliminadas se puede conocer un poco mejor a la joven, ya que cuenta mientras da un paseo por cubierta con Jack, sus aspiraciones más allá de ser una mujer metida en las estrictas normas sociales “Soy robusta, fuerte como un caballo. Estoy aquí para hacer algo, no para ser un adorno. ¿Ves estas manos? Fueron hechas para trabajar. Hay algo en mí, Jack, lo siento. No sé qué es, si debería ser pintora, escultora o... no lo sé, bailarina como Isadora Duncan, un espíritu salvaje y pagano”, dijo.

En una de las escenas finales, tras sobrevivir al naufragio, Cameron cuenta que Rose exprimió su vida al máximo. Fue actriz y bailarina durante un tiempo, voló en avión... Y se casó y tuvo dos hijos. Una vida feliz y plena.