MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
00:13
Actualizado
  • 1

«Piratas del Caribe», más fantasmas que bucaneros

La quinta entrega de la saga devuelve a la pantalla al burlón Jack Sparrow, que se tendrá que enfrentar al capitán Salazar, un corsario que vuelve a la vida al frente de un navío de español y que tiene el acento de Javier Bardem. Barbossa, otro espectro, también regresa. La clave está en hacerse con el Tridente de Poseidón.

  •  El capitán Jack Sparrow se convierte de nuevo en el «alma mater» del filme, que podría tener una sexta entrega
    El capitán Jack Sparrow se convierte de nuevo en el «alma mater» del filme, que podría tener una sexta entrega
  • «Piratas del Caribe», más fantasmas que bucaneros
Los Ángeles.

Tiempo de lectura 5 min.

26 de mayo de 2017. 00:39h

Comentada
Los Ángeles. 26/5/2017

Es uno de los productores de Hollywood más poderosos, por algo se le conoce con el sobrenombre de «Mr. Blockbuster». Nacido en Detroit y de origen judío, su trabajo, asegura, consiste en vender su producto con el mejor del mercado. Ya lo llevaba en la sangre, pues desde pequeño se dio cuenta de que organizar era lo suyo. Nunca fue buen deportista, sin embargo creó un equipo de béisbol que consiguió que jugara en un pequeña liga. Ha tocado prácticamente todos los géneros en el mundo audiovisual, desde la publicidad a las series de éxito pasando por el cine, claro está, aunque es la saga de bucaneros capitaneada por Jack Sparrow la que le ha proporcionado mayores satisfacciones. Desde la primera entrega en 2003 la franquicia ha recaudado casi cuatro mil millones de dólares en todo el mundo. «Piratas del Caribe: la venganza de Salazar» se estrena en España en 892 pantallas, de las que 724 serán en 2D con doblaje al castellano.

Cuando el equipo se reunió para abordar la posibilidad de una nueva entrega tenían meridianamente claro lo que hacer: «No queríamos embarcarnos en otra película a menos que fuera un proyecto totalmente original que revitalizara la franquicia y ofreciera al público algo que no había visto nunca. Y creo que lo hemos logrado», comenta el productor. El primer paso fue reunir al equipo original de trabajo y lo lograron salvo alguna ausencia por problemas de agenda. El segundo, revitalizar la saga, para lo que se contrató a dos directores jóvenes, los noruego que consiguieron el Oscar en 2012 por «Kon-Tiki»: «Necesitábamos sangre nueva. Joachim Rønning y Espen Sandberg rebosan energía y aportan estilo y esplendor a la película, además de usar drones en el rodaje. Es toda una reinvención de una película de piratas por el enfoque, la manera en que está rodada y por la importancia que se la otorga a la música. Todo sucede rápidamente y la cámara se mueve a idéntica velocidad», explica Bruckheimer, uno de los productores más creativos en palabras de Geofrey Rush, el malvado Barbossa, un «aprendiz» en esta quinta cinta al lado del temible Javier Bardem (para diseñar su barco se construyeron cañones de cubierta con el Sello Real español, que están decorados con dos delfines cada uno, un motivo habitual en los cañones franceses y españoles del siglo XVIII).

Para el actor de «Los discursos del rey», que se refiere con cariño a los nuevos directores como «los vikingos», –«porque tienen unos nombres complicados para mí»– el hecho de que «hayan traído su humor europeo hasta el set ha resultado clave. Hay alguna escena que habría hecho sentirse orgulloso al mísmísimo Buster Keaton. Ellos deseaban redescubrir en vez de dejar que la mitología desbordara al espectador con el objetivo de dar cierto tono cómico al filme, pues además de una cinta de aventuras es una película repleta de humor», asegura.

Las locuras de Depp

Para el productor llevar hoy al público a las salas de cine se ha convertido en una tarea titánica. «Una buena comida, por ejemplo, un buen restaurante, te hace salir de casa. Con el cine sucede lo mismo. Es necesario que rodemos muy, muy buenas películas para que la gente se mantenga alejado de sus televisores. Y eso es exactamente lo que hemos hecho con esta película», señala. Depp se ha convertido en un reclamo para la saga, aunque durante el rodaje no ha sido tarea sencilla trabajar a su lado. Los directores alaban el trabajo del actor que da vida a Sparrow, «que regresa en todo su esplendor, aunque no vive su mejor momento y tiene que recuperar su buena estrella. Por esta razón su viaje es el de un héroe», apuntan, a lo que añade el productor que «vive sus horas más bajas. Ha pedido su barco y está a punto de que suceda lo mismo con su tripulación. Tiene que deshacer esa maldición que se ha adueñado de su vida. Y por si fuera poco le acecha Salazar, que regresa desde el pasado para acabar con él. Es un fantasma que vuelve para vengarse». Si andan avezados, aunque entre tanto espectro les va a costar, quizá encuentren el rostro del ex Beatle Sir Paul McCartney, que a sus 74 años brinda un curioso cameo como, según se ha desvelado a través de internet, guardia de seguridad.

Ante la posibilidad de plantearse una nueva entrega, la sexta, el productor solamente aceptaría estar detrás con la condición de que Depp estuviera en el reparto: «Sin él, sencillamente no lo veo. El secreto detrás de cualquier franquicia de éxito es elegir a intérpretes con talento y Johnny es absolutamente clave para el éxito de los ‘‘piratas’’. Es singular, entrañable e irreverente. Lo tiene todo», explica, a lo que el capitán Sparrow añade: «Resulta tan divertido ser él que apenas tengo que esforzarme; el personaje me entretiene y me permite ser tan irrespetuoso como yo deseo». Y es que el comportamiento de Depp durante el rodaje fue bastante criticado por algunos de los miembros del equipo, cansados de su impuntualidad manifiesta, las condiciones en las que llegaba a trabajar, sus caprichos con las horas a las que podía y no trabajar.., todo ellos se convirtió en una pesadilla a la que se unieron las terribles condiciones climáticas en forma de un ciclón de nombre Marcia que dejó en Queensland (Australia) las lluvias más torrenciales que habían caído en más de sesenta años.

Un villano con mucho maquillaje

Entre los alicientes de esta nueva entrega destaca la presencia aterradora de fantasmagórico y aterradora de Salazar, a quien da vida Javier Bardem (en la imagen), un capitán de la Corona española con el rostro medio desfigurado que busca vengarse de Jack Sparrow por haber destrozado su vida años atrás. El español, que se sometió a sesiones de más de tres horas diarias de maquillaje, se muestra satisfecho de su actuación: «No ha sido sepultada, que era uno de mis miedos. Vi que la máscara no mataba la expresividad. Está ahí, pero el gesto y la cara existían también. Cuando lo vi todo reunido en la pantalla me quedé muy impresionado porque creo que lo han hecho en su justa medida». Jerry Bruckheimer alaba el trabajo de Salazar, «uno de los grandes villanos de todos los tiempos. Se integró muy bien con el reparto y el equipo e intimó con Johnny, con quien ya había trabajado en «Antes que anochezca». Así que fue como volver a ver a la familia», asegura. Para preparar el personaje, Bardem confiesa que pensó «en un toro herido y moribundo con un dolor físico y emocional permanente». ¿Es el villano por antonomasia? «También dijeron que era el prototipo del macho ibérico al arrancar mi carrera», asegura.

Últimas noticias