Cultura

Mulay Ismaíl, el rey semental y “sanguinario” que tuvo más de 1.100 hijos

Fue Sultán de Marruecos entre 1672 y 1727, y figura en el libro Guinness de los récords por ser la persona con más descendencia de la historia

Abdul Násir Mulay Ismaíl as-Samin ben Sharif.
Abdul Násir Mulay Ismaíl as-Samin ben Sharif. FOTO: La Razón (Custom Credit)

Más de mil felicitaciones recibiría Abdul Násir Mulay Ismaíl as-Samin ben Sharif de haberse celebrado entonces el Día del Padre. Fue Sultán de Marruecos entre 1672 y 1727, el periodo más largo ocupado por un monarca. Si bien hay un libro que narra su vida, “Historia del reinado de Mouley Ismaíl”, publicado en 1714 y escrito por Dominique Busnot, hay otro volumen que también destaca por mencionar al sultán: el libro Guinness de los récords. Y no es por su largo reinado o por sus logros, sino por su gran descendencia: según los testimonios de la época, Mulay Ismaíl llegó a tener más de 1.100 hijos.

No es esta la única impresionante cifra que rodea al sultán, pues también es sorprendente que se calcula que llegó a ejecutar hasta 36.000 esclavos, a tener un ejército de 150.000 efectivos y una guardia de élite de 16.000 combatientes. Le apodaban “El Sangriento”, pues pasó a la historia por las personas que trajo al mundo y por las que eliminó del mismo. Si bien los archivos de la época muestran que engendró 888 niños, hay investigadores y estudios que alzan esta cifra a los más de 1.100 hijos.

Tras asesinar a sus contrincantes en el campo de batalla, dicen los estudios, el sultán volvía a palacio, donde se dedicaba a procrear con sus 4 esposas y más de 500 concubinas. Una historia sin precedentes que se encargó de documentar, ante todo, el autor antes mencionado: Dominique Busnot visitó Marruecos en varias ocasiones durante el mandato de Ismaíl, y asegura en sus memorias que pudo haber tenido el sultán 1.171 hasta 1704, fecha en que el sultán tenía 27 años.

A través de una investigación de la Universidad de Viena, en la que se preguntaban, a grandes rasgos, si una sola persona puede ser capaz de fecundar tal número de veces, la antropóloga Elisabeth Oberzaucher aseguró que es posible. Y no solo eso, sino que realizó una simulación a través del ordenador, con el fin de saber con qué frecuencia habría tenido el Sultán relaciones sexuales para tener tal cantidad de descendencia.

Los resultados del estudio sugieren que Ismaíl debió tener relaciones sexuales entre 0,83 y 1,43 veces al día, durante 32 años, para ser padre de 1.171 hijos. Con esto, los expertos apuntan que para ello no habría sido necesario ni todas sus concubinas, sino que a estas cifras se puede llegar con entre 65 y 110 mujeres.