Muere el defensor del legado de Lorca

Manuel Fernández-Montesinos, el sobrino del poeta, falleció ayer en Madrid

Estuvo afiliado al PSOE y a UGT
Estuvo afiliado al PSOE y a UGT

Manuel Fernández-Montesinos García, intelectual, político y divulgador de la obra de su tío Federico García Lorca, falleció ayer en Madrid. Nacido en Granada en 1932, era hijo del último alcalde republicano de la ciudad de la Alhambra, Manuel Fernández-Montesinos Lustau, y de Concha García Lorca, hermana del poeta. Pese a su corta edad, fue testigo de la represión en Granada durante los primeros días de la Guerra Civil y que se cebó especialmente con su familia. Con solamente un día de diferencia, fueron asesinados su padre y Federico.

Acompañó a su familia al exilio en Estados Unidos desde 1940 hasta 1951, y estudió Derecho en la Universidad Central de Madrid tras regresar a España. Su conciencia social, totalmente crítica con la dictadura franquista, quedó patente con su participación por aquel entonces en numerosas protestas universitarias, así como por su entrada en prisión por divulgar propaganda ilegal.

Estudió en la Universidad de Fráncfort, un periodo que le permitió conocer más de cerca la realidad sindical de la extinta República Federal Alemana. Afiliado al PSOE y UGT, tras la muerte de Franco, participó en las primeras elecciones democráticas, en las que intentó sin suerte alcanzar la alcaldía de Granada. En 1979 dejó la política. A partir de ese año inició una destacada labor de divulgación de la obra de su tío, y se convirtió en secretario y, después, presidente de la Fundación Federico García Lorca hasta su jubilación, en el mes de diciembre de 2006. De hecho, fue el responsable de dar a conocer algunos textos hasta entonces desconocidos o perdidos del autor, como «Alocución al pueblo de Fuen- te Vaqueros», así como los pequeños diálogos teatrales y algunos poemas. Asimismo, Fernández-Montesinos fue uno de los motores para que el manuscrito de «Poeta en Nueva York» volviera a nuestro país y fuera adquirido por la Comunidad de Herederos de Federico García Lorca, de la que era portavoz. Siempre mostró su total oposición a que se buscaran los restos de su tío, asesinado en algún lugar de Alfacar.

La dirección provincial del PSOE expresó sus condolencias a los familiares de Fernández-Montesinos, a quien consideran «uno de los mejores guardianes del legado de su tío».