Cultura

James Rhodes sobre el reguetón: “Ni de coña escucharemos a Bad Bunny en dos siglos”

El pianista ha causado revuelo en las redes por sus declaraciones acerca de este tipo de música, asegurando que “no entiendo su popularidad”

James Rhodes
James Rhodes

Beethoven compuso su 5ª sinfonía en 1808, mientras que las Cuatro Estaciones de Vivaldi datan de 1723 o el segundo Concierto de Violonchelo de Haydn se creó en 1783. Bach nació en 1685 y murió en 1750, mientras que Chopin vivió entre 1810 y 1849. Hace siglos que existieron estos genios de la música clásica, pero no por ello se han dejado de escuchar o interpretar sus obras. Al contrario, sus partituras, así como las de otros compositores, continúan siendo objeto de estudio, de inspiración y de disfrute por miles de personas, sean músicos o público. Ahora bien, si de algo presume la modernidad es de su capacidad de dar cobijo a todo tipo de modas y estilos, por lo que, aunque no interactúen, existen tipos de música diversos que saben convivir en estos tiempos. Y esto es algo incomprensible para James Rhodes. El pianista, defensor de que una música perdura por su calidad e ingenio, ha lanzado una pregunta que no ha tardado en causar revuelo y debate en redes: “¿Vamos a escuchar a Bad Bunny en dos siglos?”.

La 2 emitió ayer “A mi yo adolescente”, programa que muestra la visión generacional de los adolescentes de hoy sobre grandes temas universales, como el amor, la libertad, la amistad o los miedos. En dicha entrega, se contó con la visita virtual -a través de un vídeo se proyectó a los jóvenes una entrevista con él- de Rhodes, pianista británico-español de 46 años que figura entre los más relevantes músicos actuales. De esta manera, el artista aprovechó la oportunidad para expresar su firme defensa hacia la música clásica, reivindicarla, a la vez que tachaba de manera contundente el reguetón.

“La música clásica tiene una reputación súper mala, aburrida, pija, y lo entiendo perfectamente”, comenzaba diciendo el pianista. “Qué triste y qué injusticia, porque es la música más viva en el mundo. Es para todo el mundo. Hay una razón lógica sobre por qué escuchamos después de 200 o 300 años a Bach, Chopin o Beethoven. ¿Vamos a escuchar a Bad Bunny en dos siglos? Pues no, ni de coña, pero seguramente vamos a hablar de Beethoven”, afirma Rhodes.

Pero no con esto quiere decir que “Beethoven sea más meritorio que Leiva o Rosalía”, pues asegura que hay canciones de Serrat, Sabina, Charly García, Roberto Iniesta, Extremoduro, Rolling Stones o The Beatles que “en cuatro o cinco décadas vamos a escuchar y decir, ‘qué fuerte’, ya tengo escalofríos”. No obstante, no opina lo mismo sobre el reguetón que sobre el pop o el rock. “Explicadme, por favor, lo de Bad Bunny. Os lo juro, no estoy diciendo que sea una mierda, pero, literalmente, no entiendo la popularidad de este tipo de música. Si hay alguien que pueda explicarme, dime, te escucho con toda mi alma”, concluye.

Bad Bunny
Bad Bunny FOTO: Jordan Strauss/Invision/AP Invision

Estas palabras, si bien han sido apoyadas por algunas personas, también han sido bastante criticadas por algunos usuarios de las redes sociales. “El vídeo de James Rhodes encarna muy bien un personaje insoportable: el falso curioso. Ese que decide no entender de mala fe porque sabe que, al hacerse el no entendido, enreda al otro en explicaciones que no debe dar”, escribe un usuario, mientras que otro defiende que “es muy respetuoso y simplemente expresa su perplejidad. Yo no lo hubiera dicho así, yo hubiera dicho que es una mierda y ya”.

“Sobre el tema de James Rhodes y el reguetón, su opinión no tiene nada particular. Lo llamativo es que haya quien decide que tiene que defender su gusto o justificarlo”, asegura un tuitero, mientras que hay quien escribe que “qué pena que para James Rhodes la música haya muerto hace 200 años y solamente podamos acceder a ella como si fuese un museo (de los horrores)”.