Música

«Los asiáticos son unos cachondos»

Augusto González, intérprete de b vocal. El quinteto, que combina el humor y la música a capela, termina este fin de semana la campaña de verano en el Teatro Bellas Artes (Madrid)

b vocal
b vocal

El quinteto, que combina el humor y la música a capela, termina este fin de semana la campaña de verano en el Teatro Bellas Artes (Madrid)

Cinco voces, pero un mismo espíritu. Música y humor a partes iguales. A b vocal no hay ningún instrumento ni sonido que se les resista. Cantan a capela y actúan sobre el escenario, desde donde ofrecen un espectáculo divertido y original. Que el quinteto en sus orígenes fuera inclasificable no ha impedido que se trate del grupo español que ha realizado más giras en Asia. Y a pelo. Para partirse la caja. “Diversiones Originales” es un espectáculo difícilmente clasificable. Es una locura más de b vocal absolutamente recomendable. Aúna versiones de temas clásicos, modernos y de otros propios compuestos por el grupo. No hay tradición de espectáculos a capela en España y muy pocos a nivel internacional en los que se puedan encontrar disciplinas tan diferentes y versátiles.

-Humor y música a capela, un tándem original.

-A veces invertimos el orden: música y humor a capela, porque la esencia del espectáculo es la música. Tenemos estudios musicales a nivel profesional, pero nos dimos cuenta de que el público también demandaba contenido teatral y cómico que a nosotros nos salía de forma innata. Con muchas canciones de nuestro espectáculo el público se parte la caja. Pero también hay momentos emocionantes en los que simplemente se disfruta de la música. El ornamento del humor va alrededor de la canción.

-¿Son unos cachondos?

-Es la parte que menos tenemos que entrenar. Somos muy cachondos espontánea y naturalmente, aunque trabajando somos muy serios. El cachondeo debe tener control, guion y dirección.

-Se trata de una propuesta artística diferente y valiente.

-Sí. Los que nos ven por primera vez se sorprenden muchísimo, pero ya tenemos un público que nos sigue y sabe lo que se va a encontrar. Hemos creado ese punto de idoneidad personalizada. Al principio éramos inclasificables. Y lo que entonces era una desventaja se ha convertido en un sello de identidad.

-¿Cuántos sonidos son capaces de interpretar?

-No sé si hay algún sonido o instrumento que se nos pueda resistir. Somos cinco voces, cinco tesituras muy diferentes con una coloratura muy amplia. En esa escala está todo el espectro musical vocal. También hacemos sonidos de animales o de la ciudad.

-Cantar a capela es como bañarse desnudo...

-Como cantantes a capela a veces nos sentimos muy a pelo sobre el escenario. Algunos errores los podemos soslayar con la solidaridad y experiencia de 3.000 conciertos. Cinco voces dan para mucho.

-¿Puede la voz ser un instrumento?

-Desde luego. Yo diría que es el instrumento más perfecto. La voz sólo es controlable por la fisiología, aunque tiene un requerimiento técnico que hay que saber manejar.

-Actualmente, b vocal es el grupo español con más giras en Asia. ¿Se entiende allí el humor español?

-Sí, los asiáticos son unos cachondos. Sorprende la facilidad con la que se puede conectar con un simple gesto. El humor y la música tienen un lenguaje universal. Si haces un chiste que el público no entiende tendrás poco éxito. Pero si el chiste lo trasladas a una expresión corporal... Nosotros no sólo cantamos la música, sino que la representamos. Y eso ayuda a la inmediata comunicación con cualquier tipo de público.

-¿Cómo es el humor de los españoles?

-El humor en España es bastante crítico. Nos gusta reírnos de nosotros mismos, pero que no se rían de nosotros.

-No está el país para muchas bromas...

-Éste es el mejor momento para el humor, cuando más falta hace. Seríamos más felices si no creyésemos que reír nos hace superficiales y si diésemos un poco más de soltura a nuestra emocionalidad con la música. Se debe vivir la vida en clave de humor, respetando las cosas serias. Tendríamos que viajar más a menudo emocionalmente para darnos cuenta de que las cosas muchas veces son relativas.

-¿Llevan a España siempre por bandera?

-Sí. La raíz de la música española está en nuestro espectáculo. Nos enorgullecemos de representar a nuestra tierra allá donde vamos. Somos embajadores de la cultura española y de la aragonesa.

-¿Han tenido más reconocimiento en el extranjero?

-Más premios sí, pero no más reconocimiento. Hemos ganado cinco premios en Estados Unidos, dos en Europa... que nos han abierto puertas a nivel internacional. El público en España nos quiere mucho, aunque a veces hay que venir de fuera con una carta de presentación.

-¿Qué premio sueñan con ganar?

-El Príncipe de Asturias de las Artes no estaría mal.

-20 años sobre el escenario. Pero cuando se bajan...

-Como decían Los Secretos: ¿cómo explicar que me vuelvo vulgar? Intentamos ser igual de vulgares o de estilosos o de elegantes. Pretendemos que el escenario sea una proyección de nosotros mismos.

-¿Compañeros o amigos?

-La relación entre los cinco es extraordinaria. Luchar por un proyecto común en esta disciplina es más difícil aún. Nos tratamos como amigos. Si tenemos que discutir, se hace. Luego, un besito en la cara y a seguir. Nos reímos mucho de las cosas que nos pasan. Somos de ironía, de un juego de palabras continuo, de buscar el humor picante sin llegar a lo vulgar...

-Terminan la campaña de verano este fin de semana en Madrid. ¿Y luego?

-Vacaciones. La voz necesita mimos. Yo se los doy intentando descansar todas las horas que el cuerpo pida, sin estar en ambientes ruidosos.

EL LECTOR

Augusto González sigue muy de cerca la actualidad para preparar una sección en la que informan, cantando a capela y con un toque irónico, sobre las principales noticias de la semana. Y entre los periódicos que “despieza” para documentarse y estar al día se encuentra LA RAZÓN.