MENÚ
domingo 26 mayo 2019
15:10
Actualizado

Un “llenaestadios” llamado Manuel Carrasco

El cantante está en plena gira de su nuevo álbum, «La cruz del mapa», que terminará en octubre y que espera que sea «una sorpresa en sí misma»

  • Manuel Carrasco / Foto: Gonzalo Pérez
    Manuel Carrasco / Foto: Gonzalo Pérez

Tiempo de lectura 4 min.

17 de mayo de 2019. 02:46h

Comentada
Concha García 17/5/2019

En junio de 2016, Manuel Carrasco embrujó a 45.000 personas en el auditorio de La Cartuja de Sevilla. Aquel concierto no solo se recopiló en un disco, sino que también se convirtió en una experiencia, en una «noche olímpica» de las otras tantas que vivió con el tour de «Bailar el viento». Aún resuenan aquellas canciones –también las improvisadas– en los oídos de las personas con los que el cantante comenzaba cada espectáculo de la gira. Y ahora está empezando una nueva aventura: «La cruz del mapa». Arrancó el tour de este nuevo disco en Valladolid el pasado 4 de mayo y viajará por España hasta terminar el 19 de octubre en Tenerife. Hoy canta en Fuengirola y mañana en Cádiz –ambas citas han agotado las entradas–. «Llevo un año y medio sin subirme a un escenario y tengo muchas ganas de vivir eso», confesaba Carrasco con la misma sinceridad que le caracterizaba cuando estaba en Operación Triunfo. Es consciente de que, independientemente del lugar y la fecha, «siempre es diferente», tanto las canciones como el público que, espera, «tengamos la misma comunión con ellos que siempre hemos tenido».

Todo comenzó en Abbey Road, donde grabaron «La cruz del mapa» de la misma forma y con las mismas herramientas que en su momento usaron los Beatles. Entonces no se imaginaba (o sí) que iba a llenar un estadio como el Wanda Metropolitano de Madrid. Pero no es su único pleno de esta gira: ¿Cómo será llenar el Benito Villamarín a las 4 horas de poner en venta las entradas? «Me volví loco», recuerda Carrasco, «que ocurra eso tras dejarme la vida en un disco tan intenso como este... Qué responsabilidad, pero qué bonito a la vez». Tras el éxito que obtuvo el disco, no solo en ventas sino también en recibimiento y críticas –se mantuvo número uno en la lista oficial de álbumes en España durante cuatro semanas seguidas–, la cosa no se quedó ahí. También pudo colgar el cartel de entradas agotadas en el Wanda Metropolitano de Madrid, donde cantará el próximo 29 de junio y con lo que se convierte en el primer cantante español que logra este pleno.

Con todo esto, ¿a quién no le cuesta mantener los pies en la tierra? «Si no es así, no disfrutas de las cosas», expresa Carrasco, «te pierdes en lo banal y el secreto está en el camino». Queda demostrado que es un músico con éxito. Pero, además, es una persona. Como usted o como yo. Carrasco confiesa que «cuando he sentido que me despego del suelo es cuando menos feliz he sido», continúa, «por lo que siempre intento volver a lo que soy y no dejar de valorar las cosas importantes que tengo». Dejó el listón alto en su última gira y ahora se enfrenta al reto de superarlo. «Hemos tenido un lío con el repertorio», confiesa, «porque cada vez tengo más canciones y da pena descartar algunas». Ante esto, no improvisará, pero sí «irá viendo qué demanda el público y cambiaré, también para pasármelo bien». Y es que Carrasco, cuando pisa un escenario, busca «buen rollo, pasión y entrega», todo ello mezclado con cientos de miradas que se fijan en él, en sus bailes, sus movimientos y con un sentimiento que «no se puede explicar, pasa a ser algo mágico que está por encima de todo».

Momentazos de la gira

Muchas de las personas que han asistido a sus conciertos y se les pregunta por ellos, recuerdan, sobre todo, algo que Carrasco suele aportar en cada ciudad que pisa: una canción improvisada y dedicada a la gente, las costumbres y características de donde canta. ¿Lo volverá a hacer en esta gira? «Es muy bonito agradecerle al público cantándole a su tierra y sus costumbres y fueron de los momentazos de la gira», explica, «cuando he pensado si volver a hacerlo muchos se han asombrado por tan solo dudarlo... Ya veremos». Lo que sí es seguro es que desde que comenzó la gira a principios del mes, está disfrutando a través de unas composiciones personales en las que «tiendo a buscar la sencillez», comenta, pero que a la vez «tienen mucha información, muchos recovecos». Y, quién sabe, si, como dice su canción, está aprovechando a enviar mensajes a todos aquellos «eruditos y entendidos» que algo le «dijeron de pequeño. «Pienso que soy un luchador», no lo duda, «pese a que muchas cosas que siempre cuestan, si te pones, finalmente lo consigues», concluye.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs