Sección patrocinada por sección patrocinada
Arte

Personaje inolvidable

La Pantera Rosa festejará su cumpleaños número 60 en Madrid

En una "no galería", un "no museo" y en algo más que una exposición, 32 artistas se desafiarán entre ellos para homenajear a "The Pink Panther". Los creadores del evento de arte Lucha de Gigantes la han elegido como el personaje de ésta muy próxima edición.

RX- Each day
RX- Each dayImagen Lucha de Gigantes

En ocasiones sucede, se crea un personaje y se convierte en un pedazo de ser inmortal. Esto le pasó a Blake Edwards, cuando lanzaba en technicolor uno de los largometrajes que pasó a formar parte no sólo de la cultura norteamericana sino también, del universo en la comedia universal, creando The Pink Panthercuyo título original fue traducido al español como “La Pantera Rosa”. Seguro que muchos recuerdan episodios tronchantes, yo siempre en la versión latina. Eran para morirse de la risa por su ironía, su ternura o su solidaridad y por sus constantes mensajes. Pues la inmortal Pantera Rosa está por cumplir 60 años y los celebrará a lo grande en Madrid.

Hablando con Gabriel Suárez, uno de los creadores de “Lucha de Gigantes” y preguntándole sobre lo que estaban preparando para este año, de repente me soltó que su “no galería y el “no museo” como lo define él y Aleix Gordo el otro fundador de este genial invento de arte llevado a más, este año iba a estar dedicado al simpático e inolvidable personaje. Por mi mente surgieron un montón de “panteras rosas” en todo tipo de situaciones y más sabiendo que esta vez el listón lo han puesto todavía más alto al invitar a 32 artistas a este desafío y homenajear de esta manera a la Pantera Rosa en el corazón de Madrid. (Del 25 al 28 de Mayo, Hotel Only You, Calle Barquillo 21, Madrid).

Pensé rápidamente en la pose de espaldas de Pedro Almodóvar en la obra de Sandra Rojo de la edición del año pasado de este particular evento artístico y tengo la duda si la Pantera Rosa, posará de frente para esta artista madrileña o se girará poniéndose de espaldas “para no ser reconocida”… Todo puede pasar, veremos. El “ humor británico” de la pantera siempre sorprende y siendo un personaje que no se queda callado nunca, seguramente la veremos criticando temas candentes actuales o simplemente paseándose con su típico pasito redoblado como si nada pasara.

La diversidad de los artistas de esta próxima edición de Lucha de Gigantes es tal que seguramente se podrán descubrir mensajes que la famosa panterita nos quiere contar. Veremos con qué nos sorprenden los que se han apuntado a este desafío con su pop burlesco, escultura pop y "mago de los materiales", surrealismo cómico y técnica exquisita, casi flamenca, manipulador de iconografía pop, retratista inusual, pop naive, figuración fantástica, etc. etc.

Juan Cabello Arribas y Rafael Bonilla escriben sobre el personaje y nos ofrecen estos interesantes datos:

En 1963, esta comedia de suspense se introducía en el flujo sanguíneo de la corriente Pop que comenzaba a consolidarse en la Gran Manzana con el nacimiento de la “Factory”, instalada por el artista Andy Warhol en la East 87th Street y que rápidamente se mudó al Midtown Manhattan a finales del mismo año. Tal vez, el raro diamante rosado que dio nombre a esta comedia fue hallado durante el rodaje de la adaptación cinematográfica de la novela escrita por Truman Capote en 1958 y que un par de años antes Edwards lanzó a la gran pantalla como estandarte de la contracultura norteamericana “Desayuno con diamantes”.

No debemos entender este fenómeno rosado como una manifestación aislada en la carrera de Edwards, sino como una gema más de los cristales que formaron parte de sus collar de reivindicaciones socio-culturales, como lo fueron “Días de vino y rosas” (1962), “El guateque” (1968) o el largometraje de culto queer “Victor o Victoria” de 1982.

De la misma forma que la cultura americana se apropió de la manifestación británica de posguerra que conocemos como “Pop Culture” o cultura Pop, Edwards introdujo en el reparto de la “Pantera Rosa” los actores británicos David Niven y Peter Sellers haciendo visible su coherencia como escritor. De esta forma y demostrando la herencia amarga típica de la comedia británica o del “pop art”, la película se conectó a las pulsaciones de la nueva exploración artística que surgía en las calles de la Gran Manzana, alejada ya de la abstracción cromática y gestual que habían ocupado el panorama artístico durante la década anterior, con figuras como Mark Rothko, Barnet Newman, William de Kooning o Jackson Pollock, y que se habían alejado también de la mirada del Gran Público. La escena cultural de Nueva York avanzaba ahora en manos del director de cine hacia otros caminos más cercanos a la cultura de masas y a su vida cotidiana a través del humor.

El personaje de la Pantera Rosa se hace con la Gran Pantalla y entra de lleno en las casas norteamericanas en un clima de aparente libertad al igual que lo hacían en esos momento los Beach Boys con su “Surfing USA”, Bobby Vinton con “Blue Velvet” o el pequeño Stevie Wonder con su “Fingertips”. Lo que nadie esperaba es que en noviembre de ese mismo año el presidente John Fitzgerald Kennedy sería asesinado en las calles de Dallas. En manos de Edwards, la comedia era algo más que una visión del mundo en clave de humor. La comedia surgía como reacción al clima de desastres democráticos que caracterizaba el mundo en esos momentos tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, permitiendo que el arte actuase una vez más como Epifanía de los nuevos cambios socio-culturales.

Tanto en el trailer cinematográfico como en los créditos iniciales del largometraje, el personaje de la Pantera Rosa surgirá como un narrador visual conectado al cine mudo, cuyos gestos acompañados del uso del color, compondrán la identidad de un ser complejo e interrogador. A veces masculino, a veces femenino, a veces ambos , el personaje rosa fruto del melanismo creativo de Edwards ganó su independencia del diamante colorido un año después del lanzamiento de la película. Nace así el personaje principal de la nueva serie de dibujos animados independientes de Fritz Freleng que llegará a todos los hogares del mundo, bajo el guión agridulce de Blake Edwards y la imprescindible banda sonora de Henry Mancini.

En su primera aparición en solitario en el capítulo “Pink Phink”, la Pantera Rosa, establece una batalla colorida ante la hegemonía tradicional del color azul, utilizando todo tipo de artimañas y estrategias para teñir el mundo de su color preferido. En tan solo 6 minutos en los que pudimos ver herencias pictóricas procedentes del universo cromático de Rothko y otros creadores abstractos, el personaje se introduce en la cultura de lo “NO políticamente correcto “que caracterizará todas sus apariciones en la interminable colección de dibujos animados que llevarán su nombre.

Este diamante raro, que compartió su nacimiento en 1963 junto a la “Rayuela” de Cortázar, el “Gattopardo” de Visconti, los “ocho Elvises” de Warhol o el “Salk Institute“ de Louis I. Kahn, celebra este año su 60 cumpleaños como un gigante más.

Mucho hay que contar sobre este genial personaje y el arte de 32 artistas nos contará cómo la misma Pantera Rosa ve todo esto que estamos viviendo y que seguramente ella, con su genial humor británico, nos hará pasar un buen rato como nos tiene acostumbrados.