MENÚ
miércoles 25 abril 2018
23:50
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«La dama boba», ni un pelo de tonta

Sanzol actualiza el texto de Lope para denunciar el machismo de hoy, «no muy distante del que había en el Siglo de Oro», dice, y rendir homenaje a quienes se han visto obligados a hacerse «los suecos» o «las Fineas» en algún momento de sus vidas

  • Paula Iwasaki, junto a Kev de la Rosa, en una escena del texto de Lope que dirige Alfredo Sanzol en la Sala Tirso de Molina del Teatro de la Comedia
    Paula Iwasaki, junto a Kev de la Rosa, en una escena del texto de Lope que dirige Alfredo Sanzol en la Sala Tirso de Molina del Teatro de la Comedia / marcosGpunto
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

24 de noviembre de 2017. 08:49h

Comentada
Julián Herrero.  Madrid. 24/11/2017

Le chirrió a Alfredo Sanzol, como debería ocurrir por defecto, eso de que la mujer perfecta es «la que es inteligente y se está callada». Aparecía en un texto de Lope de Vega, «La dama boba», en la que el autor hacía una sátira contra el machismo del Siglo de Oro –«no muy diferente al actual», puntualiza el reciente Premio Nacional de Literatura Dramática–. Gustó la pieza a Sanzol, ahora al frente de este montaje de La Joven Compañía, porque en ella las mujeres ni se callan ni paran. «Subvierten el ideal y hacen de su carácter su bandera. La boba por boba y la lista por lista», continúa. A «La dama boba» –en la Comedia del día 28 al 10 de diciembre– se abraza el dramaturgo y director para brindar su teatro a «todas y todos a los que, en algún momento, nos han obligado a hacernos ‘‘las rubias’’, ‘‘los suecos’’ o ‘‘las Fineas’’», dice, y alude al libreto:

–Otavio:Di, Finea, ¿no eres simple?

–Finea: Cuando quiero.

–O.: ¿Y cuando no?

–F.: No.

Entonces, ¿es boba o se lo hace? «Como todas las buenas obras, ésta tiene diferentes niveles de lectura –responde Sanzol–. Lope nos presenta a un personaje al que tratan como si lo fuera y ella actúa como tal. Después, las palabras hermosas la transforman en discreta y, finalmente, se hace la tonta para lograr sus objetivos amorosos. Las fábulas sencillas se hacen complejas cuando plantean grandes problemas». Una postura que, como cuenta Paula Iwasaki (Finea), no se ha zanjado durante los ensayos: «No es boba, sin embargo, juega a serlo sin saber que lo está haciendo», argumenta. La protagonista cree ser lo que todos los demás le dicen porque eso, simplemente, le permite vivir en paz sin cuestionarse qué sucede a su alrededor. «Creo que todos alguna vez hemos adoptado roles que nos han asignado de forma inconsciente en nuestras familias –habla la actriz– y al final esa esencia nos ha acompañado de un modo u otro en nuestro carácter según la situación en la que nos hemos encontrado».

Finea, «una mujer atrapada en una cárcel de prejuicios e ignorancia» –para Sanzol–, es una joven ingenua, infantil e instalada en una actitud irracional que le permite vivir sin cuestionarse las órdenes de los hombres que la rodean, entre ellos, su padre, Otavio (Daniel Alonso de Santos), defensor de las cosas «como deben ser». Hasta que conoce a Laurencio (Pablo Béjar) y se enamora de él..

Amor, motor de cambio

El amor como «motor de cambio», define la actriz. La transforma, «es parte de la primera lectura del cuento, si vamos un poco más allá vemos que la mirada amorosa de los demás nos hace grandes –completa el director–. O dicho de otro modo si los demás nos hablan y tratan con admiración tenemos más posibilidades de corresponder actuando en consonancia a sus esperanzas».

Enfrente tendrá a Nise (Georgina de Yebra), su hermana. Dos mujeres que adoptan estrategias diferentes para sobrevivir en una misma casa. Finea asume el rol de «soy boba y no me entero de nada», añade la intérprete, mientras que Nise utiliza su inteligencia para manipular las decisiones de su padre y aplaudirlas haciéndole creer que han sido ocurrencias de él mismo. «Dos mujeres, en sus modos distintos de hacer, son mujeres fuertes, de carácter y que saben muy bien lo que quieren», cierra, para disgusto de Otavio que no está contento con ninguna de sus dos hijas, «una por demasiado boba y otra por demasiado lista», añade Alfredo Sanzol. Aunque Finea no es la necia que todos piensan, Lope la hace consciente de que el defecto que se le atribuye puede pasar a ser su mejor arma para conseguir lo que quiere. Es la manera que el dramaturgo y poeta del Siglo de Oro de vengarse del machismo con humor: «Se ríe de la mirada patriarcal que hace Otavio de la inteligencia de sus hijas y de las manipulaciones, idas y venidas de Laurencio y Liseo (Jimmy Castro)», explica Sanzol de una función que define como «juguetona y divertida del Lope maestro».

Pero no solo es una oda contra el machismo y a favor de «los suecos», sino también –enumera el director– «va por todos los que hemos tenido miedo a volvernos estúpidos a fuerza de que nos traten como tal»: «Háblame Laurencio mío porque quiero desquitarme de ser boba», clama Finea; «por todas las que han sido ridiculizadas por destacar por encima de sus compañeros masculinos»; «y por aquellos que han sentido el poder milagroso que tiene el amor para despejar nuestra mente».

Casa de Otavio, barrio de Lope

Elimina Sanzol el regusto añejo de un texto firmado en 1613, que poco pegaría con una compañía como La Joven, y adapta la Sala Tirso de Molina del Teatro de la Comedia para que los espectadores entren en el hogar de Otavio, Nise y Finea y se sienten en torno a los personajes. «Ha habido también una revisión del texto en momentos muy puntuales y la historia, en definitiva, ha sido abordada desde un enorme sentido del humor. Hay bailes, canciones e instrumentos en escena y hay un deseo por contar esta historia desde la alegría que produce el amor», comenta Paula Iwasaki. Ya en la actualidad, el barrio que vio pasear a Lope hace 400 años, el de las Letras de Madrid, le brinda un homenaje en forma de «recorrido histórico, literario, poético y teatral por los espacios, rincones y ambientes que frecuentó», presentan desde Carpetania, responsables de la actividad que se celebra mañana a las 11:00 horas en varios puntos. Un paseo guiado de la Plaza de las Cortes a la Plaza de Santa Ana.

Dónde: Teatro de la Comedia (Sala Tirso de Molina). Madrid.
Cuándo: Del 28 de noviembre al 10 de diciembre.

Cúanto: 25 €.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs