MENÚ
lunes 23 septiembre 2019
11:06
Actualizado

Los escándalos de Rodrigo Rato suben al escenario

Raquel Aragón dirige la esperada «Sueños y visiones de Rodrigo Rato» en donde recorre toda la vida del ex ministro madrileño y sus problemas con la justicia

  • Juan Ceacero y Javier Lara
    Juan Ceacero y Javier Lara

Tiempo de lectura 2 min.

06 de septiembre de 2019. 01:21h

Comentada
Raúl Losánez 6/9/2019

ETIQUETAS

«En un principio queríamos partir solo de citas y testimonios reales para escribir esta obra sobre Rato». Lo dice el dramaturgo, director y guionista Pablo Remón, y la verdad es que no deja de resultar sorprendente que venga de alguien que cifra el merecido éxito de su carrera como autor en su capacidad para manejarse, siempre con mucho humor negro, en el terreno de la ficción pura; es decir, en su ingenio para urdir tramas, para idear historias. Quizá por eso, pasó lo que pasó en el proceso de creación de estos «Sueños y visiones de Rodrigo Rato», cuyo estreno hoy en Madrid se espera con expectación entre el público más teatrero.

Dos actores, un delito

Y lo que pasó es que la ficción, poco a poco, según parece, se fue colando por los resquicios del argumento, y el humor, como no podía ser de otra manera, acabó también impregnándolo todo. «Al final nos dimos cuenta de que el documental nos encorsetaba demasiado –reconoce Remón, que habla en plural porque esta vez firma el texto junto a Roberto Martín Maiztegui–. «A nosotros nos interesaba a priori todo el tema de la fusión de las cajas y el descalabro de Bankia. Pero luego nos dimos cuenta de que Rato, en sí mismo, era el gran personaje, porque era un hombre lleno de contradicciones, de capas, de claroscuros. Era alguien que había estado en los momentos políticos y financieros más importantes de los últimos 20 años en nuestro país, y que retrataba a la perfección la España de una época. Nos pareció entonces que la ficción podía hacer mucha más justicia a un personaje de esta envergadura. Pero, ¡ojo!, aunque haya mucha imaginación y mucho humor, la obra está muy documentada». La obra, dirigida en esta ocasión por Raquel Alarcón, habitual ayudante de dirección de Remón y buena conocedora de su teatro, recorre la vida del exministro madrileño desde su infancia, en el seno de una familia con fuerte raigambre en el mundo político y empresarial, pasando por su importante trayectoria dentro del PP, y en el gobierno de la nación, hasta llegar a su ulterior etapa como director gerente del Fondo Monetario Internacional y, finalmente, al periodo en el que estuvo al frente de Bankia y en el que cometió las irregularidades por las que fue condenado a prisión.

Y lo curioso es que todo ese recorrido han de hacerlo sobre el escenario solamente dos actores, Javier Lara y Juan Ceacero, que dan vida tanto al propio Rodrigo Rato como a la multitud de personajes que va entrando en contacto con él a lo largo del tiempo, a la vez que ejercen de narradores de los acontecimientos que se van sucediendo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs