Cultura

Victor Ullate: "España necesita más ayudas y la Compañía Nacional, un teatro"

En el Día Internacional de la Danza, el coreógrafo presenta junto a Joaquín de Luz la gala con la que cerrará en el Teatro Real las celebraciones por sus tres décadas de trayectoria

En el Día Internacional de la Danza, el coreógrafo presenta junto a Joaquín de Luz la gala con la que cerrará en el Teatro Real las celebraciones por sus tres décadas de trayectoria

Publicidad

Víctor Ullate está emocionado. Una gala este sábado en el Teatro Real marcará el fin de las celebraciones por el treinta aniversario de su compañía. Entre las coreografías que conformarán las más de dos horas de espectáculo se encuentra un extracto de “Wonderland”, un trabajo especialmente significativo para Ullate, ya que lo ideó en honor a su hermana Marisol y a “todos los enfermos psíquicos, que son los eternos olvidados de la sociedad. Con ella quise tocar la fibra sensible”, aseguraba esta mañana el coreógrafo y bailarín. Igualmente emotivas resultan las palabras que le dedicó Joaquín de Luz, quien fue su alumno -“Ha sido mi segundo padre y lo he llevado conmigo durante toda mi carrera", afirma el bailarín-, y que participará este sábado en la gala junto a Katherine Currier con un extracto de la coreografía de Antonia Franceschi, “Liberandum”. También interpretará, acompañado por Martina Giuffrida, un fragmento de “De triana a Sevilla”, del propio Ullate.

Junto al futuro director de la Compañía Nacional de Danza, fundada por su maestro en 1979, también se subirán al escenario del Teatro Real el sábado otros ex alumnos, como Itziar Mendizabal, primera solista del Royal Ballet de Reino Unido, Laura Rosillo, del Het Nationale Ballet, Fernando Carrión y Lucía Lacarra, que interpretará un fragmento de la famosa “Burka” junto al hijo del coreógrafo, Josué Ullate. Respecto a Lacarra, a quien ya ha nombrado su sucesora, Ullate aseguró que “tenemos la suerte de tenerla en la compañía. Es una delicia verla bailar. Hemos pactado que esperaremos a que ella finalice sus compromisos para luego darle la dirección”.

Publicidad

El bailarín bromeó con que “no me dejan retirarme”, en referencia a “Antígona”, el espectáculo que ha preparado junto a Eduardo Lao para el Festival de Mérida. Aunque se estrenará en su totalidad el 19 de julio, este sábado en el Real podrá verse, en primicia mundial, un extracto protagonizado por Lacarra y Josué Ullate.

Al hacer balance de los hitos de su carrera Ullate se refirió a la fundación que lleva su nombre y a través de la cual ofrecen formación a niños sin recursos: “Es lo que más me ha llenado, porque está ayudando a muchos chavales que ahora tienen la oportunidad de aportar algo a la sociedad y, sobre todo, de ser felices sobre el escenario”.

Publicidad

Sin embargo, no se ahorró comentarios respecto a la precaria situación económica que vive la danza en España, si bien hizo hincapié en el apoyo que su compañía ha recibido de parte de la Comunidad de Madrid. “Yo no he comido del ballet, he vivido de mi escuela. Nadie me puede decir que me he beneficiado de la compañía porque no es así. Me ha costado dinero mantenerla, y sigue costándome. Hemos pasado y estamos pasando calamidades”, afirmó. “No creáis que es todo de color de rosa, que porque la Comunidad de Madrid me apoya yo nado en dinero. He pasado muy malos momentos”.

Ullate leyó un manifiesto en el que afirmó que "tenemos el derecho y la obligación de seguir exponiendo que no es suficiente la ayuda pública ni privada en nuestro país para sostener el mundo profesional de nuestro arte". Más tarde añadió que "España necesita más ayudas y la Compañía Nacional necesita un teatro". Sobre su propia compañía, afirmó: "Tenemos que estar más presentes en la ciudad, formar parte de su cultura, como ocurre con la Ópera de París o con el Bolshói de Moscú".

Por su parte, Joaquín de Luz, que regresa a España para dirigir la CND después de desarrollar su carrera en Estados Unidos, comentó las diferencias entre el sistema americano, donde hay mayor apoyo del sector privado a las artes, y el español. “Tener más apoyo sería ideal, pero también se necesita una plataforma que dé cabida a hacer más colaboraciones. Además, la ley de mecenazgo se debe revisar en un futuro próximo. España debería abrirse un poco a la mentalidad que funciona en otros países”, aseguró el bailarín.