Los cuatro caprichos más caros de Gareth Bale

"The Sun" realiza un extenso reportaje sobre la vida de lujo del galés en Madrid

Lo último que se sabe de Gareth Bale y el Real Madrid es su negativa a viajar con el equipo a Mánchester porque prefería no jugar, según explicó Zidane en vísperas de la eliminación ante el City. La incógnita de su futuro en el Real Madrid ha llevado al diario “The Sun” a realizar un reportaje sobre la forma de vida del futbolista galés en la capital de España. Su salario de 17 millones de euros se traduce en una vivienda de unos 1.500 metros cuadrados en La Finca por la que paga más de 11.000 euros al mes de alquiler y por numerosos caprichos entre ellos una espectacular flota de automóviles de lujo.

A Bale se le ha visto en los alrededores de su casa y en diversos campos de golf (La Moraleja o el campo creado por el Grupo Santander en Boadilla del Monte) con al menos cuatro vehículos de lujo. La colección de su garaje es espectacular. El coche más “asequible” es precisamente el que cada temporada da el patrocinador del club a los jugadores. El último que eligió Bale fue el espectacular Audi Q7 50 TDi que está a la venta a partir de 77.000 euros. El todoterreno es una baratija en comparación con la imponente colección de deportivos con que se le ha visto por Madrid. El más “sencillo” es el Bentley Continental GT que cuesta 227.000 euros. El tercer lugar del podio es para el Lamborghini Huracán que se va hasta los 230.000 euros. También ha conducido un Mercedes SLS AMG que oscila entre los 236.000 y los 246.000. La joya en el garaje de Bale es el Ferrari GTC4 LUSSO. El bólido italiano supera el cuarto de millón de euros, cuesta entre 265.000 y 307.000. Más de un millón de euros en vehículos tiene el galés en su casa.