Fútbol

¿Qué fue antes, Messi o el Barça?

El gran debate. Leo y su equipo de toda la vida están a punto de romper una relación placentera de 20 años, y que llevó a los dos a crecer casi hasta el infinito, pero ¿quién ha dado más a quién?

Protest outside Camp Nou in Barcelona
Ha dolido en el Barça la fría manera que ha tenido Messi de querer marcharse sin decir adiós 27/08/2020 ONLY FOR USE IN SPAINMatthias Oesterle/ZUMA Wire/dpa Matthias Oesterle/ZUMA Wire/dpa

El burofax de Messi parece un punto sin retorno en la unión del argentino con el Barcelona, que lleva 20 años de duración, de 2000 a 2020. Ha dolido en el club la fría manera que ha tenido el jugador de querer marcharse sin decir adiós y está dolido el futbolista con Bartomeu, con el que ha tenido varios encontronazos, sobre todo durante este curso, siendo la puntilla la forma de «despedir» a Luis Suárez, el gran amigo del «10» y tercer máximo goleador en la historia del Barça, solventado con una llamada de teléfono del nuevo entrenador, Koeman.

Los dos atacantes cenaron juntos el pasado miércoles. Son más que compañeros de equipo. El presidente dijo en su entrevista en los medios oficiales del club que había jugadores que tendrían que salir con honores, y no ha sido así con Suárez. Son cuestionables las formas de todos, en realidad. Llegados a estas alturas una marcha atrás de Leo es difícil, salvo que la tozuda realidad económica diga lo contrario. Las dos partes juegan sus cartas en esta partida de ajedrez que incluso podría acabar en los juzgados. Son 20 años del futbolista en el club, 16 de ellos en la primera plantilla, una simbiosis casi perfecta pese a los últimos tropiezos en la Champions, pero ¿quién ha dado más a quién?

El Barcelona contrató a Messi cuando apenas era un niño que además tenía un problema con la hormona del crecimiento. Pese a ser tan bajito, destacaban sus cualidades futbolísticas y por eso fue fichado para ir a La Masía con 13 años de edad. Era un riesgo que salió bien, como tantas otras veces ha salido mal con jóvenes valores. Incluido en el traspaso estaba el tratamiento que le pagaron para solucionar su problema. Destacó desde pequeño y debutó en el primer equipo con 16 años. Fue el 16 de noviembre de 2003, en un partido amistoso contra el Oporto de Mourinho.

No tardó mucho en llegar el estreno oficial: el 16 de octubre de 2004 en un encuentro de Liga contra el Espanyol. Esa temporada disputaría siete choques del campeonato doméstico, que el Barça de Rijkaard terminaría ganando después de seis años en blanco. Era todavía el «Barcelona de Ronaldinho», que repetiría título en 2006 y le sumaría la Champions, la segunda de su historia. Messi no pudo disputar aquella final contra el Arsenal por lesión, pero fue muy importante en la competición europea, por ejemplo en la delicada eliminatoria de octavos contra el Chelsea, en la que el argentino fue el mejor en Stamford Bridge.

Eso fueron sólo los inicios de un futbolista al que todos veían como bueno, pero que ha terminado siendo, para muchos, el mejor de la historia, ganando todos los títulos posibles a nivel de club, batiendo récords goleadores y conquistando hasta seis Balones de Oro. El club le dio siempre todo lo que quiso y él respondía con títulos. Eso se ha roto este curso.