Cuando la derrota no importa: las bajas del cuadro final permiten el pase completo a todas las finalistas de previa

Extraño desenlace de las previas femeninas en el Cerdeña Open. Y es que el coronavirus, que tanto está atacando últimamente el pádel y dejando fuera a varias parejas, ha provocado un hecho nunca visto antes, y es que todas las parejas que alcanzaron la fase final de previas, independientemente de si después ganasen o no su partido, lograron pasar de ronda y meterse en 1/16.

Así pues, la victoria daba igual, o importaba menos que en otras veces, pues todas se sabían clasificadas, pero no por ello las favoritas dejaron de apretar.

Para muestra, Cata Tenorio y Julieta Bidahorria, quienes emplearon en primera instancia un 6-1 y 6-0 para eliminar a Rafaella Masseron y Lorena Vano y después un doble 6-1 para hacer lo mismo con Patricia Martínez y Martina Fassio.

Bárbara Las Heras e Isabel Domínguez tuvieron bastante más trabajo en su primer partido que en el segundo, y es que el debut tuvo que irse a los tres sets para encarrilar su pase frente a Carlotta Casali y Claudia Jensen (4-6, 6-2 y 4-6), pero después, frente a Marta Quevedo y Marta Pérez (1-6 y 3-6) entraron bastante mejor en pista y los puntos llegaban con más facilidad a su casillero.

Andreína de los Santos y Julia Polo obtuvieron una doble victoria, ambas en dos sets, en sus partidos. Dejaron fuera primero a Mónica Gómez y Ana María Cabrejas por 5-7 y 2-6 y por la tarde repitieron con un doble 4-6 algo más ajustado en detrimento de Erika Zanchetta y Emily Stellato.

Para concluir con los partidos del día, Marina Martínez y Celeste Paz, que sobre el mediodía dejaban fuera a las locales Francesca Campigotto y Carolina Petrelli (7-5 y 6-2), hacían lo mismo por la tarde, en un partido muy completo y con sumo acierto, a una de las parejas más fuertes de previa, Laura Clergue y Léa Godallier (6-1 y 6-1).

Así, como decimos, todas las ganadoras y subcampeonas de previa entran en el saco del cuadro final que hoy arrancará con muchos y buenos partidos. ¡Suerte y mucho pádel!