LeBron y los Lakers, preparados para el gran desafío

Alcanzan las finales de la Conferencia Oeste tras imponerse en el quinto partido a los Rockets por 119-96

Diez años después Los Angeles Lakers vuelven a las finales de la Conferencia Oeste. LeBron y los suyos se deshicieron de los Rockets al imponerse en el quinto partido por 119-96. La serie ha tenido la historia que han querido los californianos. Cedieron el primer encuentro y desde entonces han dominado con autoridad. Como si hubieran ido engrasándose para el que se presenta como el gran desafío de la temporada: la hipotética final de Conferencia ante los Clippers. El derbi de Los Ángeles se podría confirmar esta misma noche, ya que Clippers y Nuggets disputan el sexto partido (19:00 hora española con 3-2 para Clippers).

LeBron James disputará sus undécimas finales de Conferencia y lo hará como el primer jugador de la historia que con 35 años promedia al menos 25 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias en una eliminatoria de playoffs. ¿Y qué hizo en el quinto? Lo habitual, rozó el triple doble: 29 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias. No necesitaron los Lakers al mejor Anthony Davis (13 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias) para dominar el partido desde el primer cuarto. Lo mejor para los Lakers es que ha medida que avanzaba la serie ante los Rockets ha ido sumando efectivos a la causa. Danny Green, Markieff Morris, Caldwell-Pope, Kuzma, Caruso, Rondo... Y la defensa ha ido mejorando a medida que avanzaban los partidos: de los 112 puntos encajados el primer día ha pasado a 109, 102, 100 y 96 en el quinto. Si a eso se le suma el acierto mostrado en el último desde el triple, 19/37, que supone el récord de la franquicia en los playoffs... Los Lakers parecen preparados para el desafío... si es que los Clippers cierran su serie esta noche.

¿Y los Rockets? Desde que ganaron el primer partido (97-112) han generado más comentarios por lo que hacían fuera que dentro de la cancha. Empezaron con la expulsión de Danuel House Jr. por invitar a su habitación en la burbuja a una mujer que no estaba autorizada y acabaron con Russell Westbrook encarándose con un aficionado que resultó ser el hermano del base de los Lakers Rajon Rondo. La derrota en el quinto encuentro pudo ser el último partido de Mike D’Antoni como técnico de los texanos, que ahora deberán replantearse si el formato de jugar sólo con bajitos tiene vigencia. Harden sigue siendo la indiscutible referencia y Westbrook en esta serie ha sido poco más que un estorbo.