El Covid-19 amenaza al fútbol italiano

Las autoridades impiden al Nápoles viajar a Turín para jugar contra la Juventus. El Genoa tiene 22 positivos por coronavirus

El Covid-19 vuelve a amenazar al fútbol italiano. Los positivos detectados en el Nápoles han llevado a las autoridades sanitarias de la región de Campania a prohibir el viaje del equipo a Turín para enfrentarse a la Juventus esta noche. El Nápoles ha detectado dos positivos en su plantilla, el polaco Zielinski y el macedonio Elmas, además de otro empleado del club. El centro sanitario del que depende el club ha ordenado el aislamiento de todos los jugadores.

El ejemplo del Genoa, que empezó de manera parecida y ya suma 22 positivos, aunque no todos en la plantilla, obliga a extremar las precauciones. El club genovés ha suspendido su partido del fin de semana contra el Torino y las autoridades temen que, mientras el país parece tener la pandemia bajo control, el fútbol se convierta en un foco de contagio. Genoa y Nápoles se enfrentaron la semana pasada en el campeonato italiano y las circunstancias obligan a extremar la prudencia.

La Juventus también ha sufrido dos positivos, aunque no son jugadores. Pero el club turinés ha asegurado que se presentará al partido. “Juventus Football Club anuncia que el primer equipo disputará el partido de mañana (por el domingo) Juventus-Nápoles programado para las 20:45, como lo dispuso el calendario de la Serie A”, anunció el club el sábado en un comunicado.

El fútbol italiano fue el primero que sufrió los efectos de la pandemia en Europa. El Atalanta-Valencia de Liga de Campeones se consideró uno de los principales focos de infección en Bérgamo, la ciudad más afectada por el virus en su momento. Y a la vez se convirtió también en una vía de entrada para el Covid-19 en España, ampliada por la llegada de aficionados italianos para el partido de vuelta.