Nadal responde a la exigencia de Sinner y ya está en semifinales de Roland Garros

El balear remontó en los dos primeros sets un break en contra y resistió los cañonazos del joven italiano. Venció 7-6 (7-4), 6-4 y 6-1 y ahora se medirá con Schwartzman por un puesto en la final

Rafa Nadal ya está en las semifinales de Roland Garros después de superar su primer partido «de verdad» en esta extraña edición en París. Si sus cuatro primeros rivales apenas supusieron un problema para el doce veces campeón, otro joven algo más pulido como el italiano Jannik Sinner sí obligó al balear a sacar lo mejor de sí. Los poderosos golpes del chico de 19 años comenzaron siendo un misterio para el español, hasta que encontró el camino y afinó su derecha. 7-6 (7/4), 6-4 y 6-1, remontando una rotura en contra en los dos primeros sets, para retar a Schwartzman en semifinales. Su verdugo en Roma dio la sorpresa al eliminar a Thiem en un encuentro épico de cinco horas y ocho minutos: 7-6 (7/1), 5-7, 6-7 (6/8), 7-6 (7/5) y 6-2.

Era un partido con muchos factores a tener en cuenta. Para empezar, el mental, después de una de esas jornadas que a los tenistas se les hace eterna, todo el día en el club esperando su turno, con los nervios por aquí y por allá. Y después había que adaptarse a jugar de noche en una pista que hasta este año duraba hasta que lo hiciera la luz del sol. Pero Rafa ya ha demostrado muchas veces que es un camaleón y sabe aceptar las situaciones, aunque le pueda costar un tiempo. También había que descubrir al rival, al que nunca se había enfrentado, y domar el viento, que no paró pese a tratarse de la sesión «golfa». Todo eso se procesa en el ordenador que tiene el español por cabeza. Necesitó unos primeros juegos de resistencia antes de encontrar la solución a la ecuación. Salió sin dudas Sinner, el chico italiano que ya ha tenido victorias ante «top 10» y que estaba claro que no se iba a hacer pequeño por el escenario. Presumió de revés e incluso de poder hacer frente al juego cruzado con el español. La táctica de Rafa en las pistas de tierra suele ser jugar con su derecha contra el revés de su rival hasta que termina sacándolo de sitio con los efectos y su bote alto. Pero entre las condiciones plomizas que hacen que la bola pique menos y la altura y la forma de golpear a la pelota del oponente pelirrojo, no le estaba haciendo daño. Se veía cómodo a Sinner, dueño del primer tramo del encuentro y sacando músculo. Tuvo incluso la posibilidad de llevarse este primer parcial cuando se vio 6-5 y saque, momento en el que le entraron las primeras dudas con alguna dejada que no venía a cuento. Y momento en el que Nadal empezó a variar un poco la forma de jugar, y en lugar de repetirle tanto al revés, le cambiaba pronto a la otra zona. Por allí encontró un agujero del que supo sacar provecho para forzar el tie break. Hace muchos años que el español no pierde un desempate en París y no iba a ser ayer el día. Más sólido y punzante con sus golpes el manacorense y algo pasado de rosca su contrincante, que tiró cuatro derechas fuera, la tarea fue relativamente sencilla después de haber sufrido mucho un rato antes.

¿Cómo reaccionaría un chico que jugaba por primera vez un partido así de Grand Slam? Pues lo hizo por todo lo alto. Es muy frío Sinner, tranquilo. No se fue ni mucho menos del encuentro y de nuevo se volvió a ver con un 3-1 a favor, con una rotura. Qué forma de pegar a la bola la suya. Pero fue entonces cuando Nadal subió de verdad su nivel. Si durante una gran parte de la noche se estaba quedando algo corto en sus golpes, esta vez apretó de verdad. Profundo por ambos lados de la pista, presionó a su rival, lo forzó, pero tampoco lo consiguió desmontar del todo. Era una labor lenta. Sí le dio para igualar el break y que todo quedara como estaba. Tomó más riesgos entonces el italiano, con pelotas durísimas a la línea, pero Nadal sabe cómo defenderse y alguna vez obligaba a Sinner a pasar una más y fallarla. Así se puso en ventaja el zurdo, en un juego que parecía que tenía perdido, de esos que cualquier otro jugador ya daría por perdido, pero para él cada punto suma y del 40-15 pasó al break, que después confirmó de nuevo con apuros.

La resistencia del «novato» sí terminó aquí. Había hecho de todo y bien, pero no encontró premio. La roca que tenía al otro lado de la pista fue demasiado y su acelerón final le sirvió para reforzarse todavía más moralmente. Está preparado para próximas batallas.

Así ha sido el partido, juego a juego

Tercer set

1-6: A lo grande cierra Nadal su partido. Ya está en semifinales de París. A dos partidos de los 20 Grand Slams, pero queda lo más difícil.

1-5: Sólido Nadal, a un juego del partido.

1-4: Apura sus opciones Sinner.

0-4: Quiere seguir en la pelea Sinner, pero no le deja Nadal, que ya tiene el partido en la mano.

0-3: Doble break de Rafa. El italiano parece que ahora sí se rinde.

0-2: Se resiste Sinner, pero Nadal aguanta y toma ventaja.

0-1: Break de Nadal para empezar, dispuesto a meter la directa.

Segundo set

4-6: Segundo set para Nadal. Se resistió Sinner con varias bombas que el español supo desactivar.

4-5: break de Nadal. Parecía un juego fácil para Sinner, pero con Rafa no hay que confiarse nunca. Sirve para ganar el set.

4-4: El partido entra en otra dimensión. Nivelazo. Derecha espectacular de Nadal para igualar el segundo set.

4-3: Apretó Nadal, jugando más profundo, pero resiste Sinner. Menudo juegazo se han marcado.

3-3: 30-30, la tuvo Sinner pero regala dos puntos y juego para Rafa.

3-2: Rápidamente iguala el set Nadal. Contrabreak. Qué cabeza la del balear.

3-1: Break de Sinner. Mal juego del español, que se despistó con varios errores.

2-1: No aprovecha Nadal un 0-30. Sinner cierra el juego con una dejada de lujo.

1-1: Menos intensidad en este arranque del segundo set, que iguala Rafa.

1-0: Primer juego para Sinner, que pidió la atención médica por un problema muscular.

Primer set

6-7: Tiebreak: 0-1; 1-1, gran derecha de Sinner; 2-1, derecha fuera de Nadal; 2-2, saque abierto y remate de Rafa; 2-3, Rafa acaba en la red; 2-4, derecha larga del italiano; 2-5, otra derecha fuera de Sinner, cuando lo tenía todo a favor; 3-5, revés a la red de Nadal; 3-6, en la red Nadal muy fino; 4-6, “caña” del español; 4-7, otra derecha fuera de Sinner.

6-6: Espectacular Nadal para hacer el contrabreak e igualar el choque. Estaba contra las cuerdas.

6-5: Break de Sinner, qué golpes tiene. Saca para llevarse el primer set.

5-5: Aguanta la presión el joven de 19 años.

4-5: Dos derechas espectaculares de Nadal, que ahora resta para llevarse el primer set.

4-4: Se acercó Nadal con el 15-30, pero no tembló el joven italiano. El set llega a su momento caliente.

3-4: Servicio cómodo para Rafa, que pone su derecha a carburar.

3-3: Sinner sigue cómodo al saque. Qué buen revés tiene el italiano.

2-3: Nadal salva la primera pelota de break del partido. El italiano tiró un revés a la red. Después, juego para el español.

2-2: No logra presionar Nadal el saque de Sinner. El partido igualado.

1-2: Primeros apuros para Rafa: 40-40, pero acaba el juego con un gran contrapie.

1-1: Sinner no tiembla y le devuelve el juego en blanco al español.

0-1: juego en blanco para Nadal, que empieza fuerte.