Alfonso Reyes, contra el socialista Ximo Puig por decir “lucha armada” de ETA

El presidente de la Generalitat valenciana ha recordado los 9 años del final de la banda terrorista

XIMO PUIG
XIMO PUIG GVA

Nueve años después de que ETA anunciara el fin de su actividad terrorista, el 20 de octubre de 2011, confirmado seis años después con su disolución, la larga sombra de la organización terrorista sigue presente contaminando el debate político y enfrentando relatos antagónicos sobre los hechos ocurridos. Muchos socialistas lo están rememorando hablando de lucha armada, como Pedro Sánchez.

ETA ya no existe, pero sí sus presos y también su herencia, la de las organizaciones políticas y sociales vascas que le dieron cobertura durante años y que después apostaron por caminar sin el lastre de la violencia, pero sin renegar de un pasado que ahora condiciona su actividad, convirtiéndolos en incómodos socios.

“No todos los días son iguales. Hoy se cumplen 9 años del fin de la lucha armada de ETA. Aquel hito, un legado de la presidencia de Zapatero gracias al esfuerzo colectivo, nos deja una lección que canta Leonard Cohen: “Hay una grieta en todo. Así es como entra la luz…”. Memoria”, ha escrito Ximo Puig, president de la Generalitat Valenciana.

Y Alfonso Reyes lo ha remarcado, porque es el mismo sintagma que el que ha empleado el presidente del Gobierno.