Federer recuerda cuando perdió 6-0, 6-0 y decían de él: “Quizá no sea tan bueno como creíamos”

El tenista repasa sus inicios en un reportaje en “BecomingX”

Roger Federer sigue preparándose para reaparecer en 2021, después de operarse por segunda vez de la rodilla el pasado junio. El suizo ha repasado sus inicios en “BecomingX”, un vídeo de cinco minutos en el que recuerda lo mal que lo pasó al comienzo de su carrera o cómo la muerte de Peter Cartes, quien fuera su entrenador, le marcó le hizo querer ser tenista de verdad. Estas son algunas de sus vivencias:

“En Suiza la educación es lo primero, el deporte no es realmente una forma de vida. Recuerdo jugar al ping, pong o al bádminton o al tenis en el patio trasero de la casa de un amigo y estábamos en plan: ‘Y el ganador de Wimbledon es... Roger Federer’. Y ponerme de rodillas y fingir levantar un trofeo. Entonces, creo que soñaba con ganar Wimbledon, jugando contra una pared, jugando dobles con mis padres, con mis amigos, dándome cuenta de que el tenis tenía mucho más que eso, que golpear a una pelota”.

“También jugué al fútbol, nunca miro atrás, lo disfruté, pero tuve que tomar una decisión, si iba a ser fútbol o tenis... Afortunadamente elegí tenis”.

“En mi primer partido perdí 6-0 y 6-0 y escuché los rumores de que en la Federación local decía: “Bueno, tal vez no sea tan bueno como pensábamos que era”. Seguí practicando duro, empecé a jugar más torneos, empecé a tener éxito como júnior, al menos en mi zona. En Suiza me convertí en campeón júnior por primera vez cuando tenía 12 años. Con 14 me fui al centro nacional de tenis. Me quedaba de lunes a viernes en casa de una familia y los fines de semana volvía a la mía. Los primeros nueve meses fueron muy duros, no hablaba el idioma y todo me costaba. Los resultados cayeron, pero perseveré y los resultados empezaron a llegar y me empecé a sentir mejor. Diría que fueron los dos años más importantes de mi vida, de los 14 a los 16 años, estando fuera de casa y teniendo que tomar decisiones por mí mismo".

“Recuerdo ir al dentista y me preguntó que a qué me dedicaba. ‘Soy jugador de tenis’. Y me dijo: ‘¿Qué más?’. Y respondí: ‘Sólo juego al tenis’. Y comencé a cuestionarme si realmente podía ser el siguiente super tenista de mi país”.

Muerte de Peter, tomémonoslo en serio y vamos a desarrollar mi potencia. Si juego como lo hago es gracias a él.