Fútbol

Éstos son los futbolistas que quedan libres, además de Messi y de Sergio Ramos

En la lista hay varios jugadores que se han relacionado con el Barcelona, con el Real Madrid e incluso con el Atlético

Sergio Agüero, el Kun, puede negociar el 1 de enero con cualquier equipo
Sergio Agüero, el Kun, puede negociar el 1 de enero con cualquier equipo FOTO: JASON CAIRNDUFF Action Images via Reuters

El Real Madrid ya tiene casi cerrada la renovación de Luka Modric. El croata era uno más de los jugadores que quedan libres el 30 de junio y que el día de Año Nuevo podrían comenzar a negociar su contrato con cualquier otro club. Pero ni siquiera él es el más importante. Leo Messi y Sergio Ramos destacan por encima de cualquier otro.

Messi dejó más que abierta la puerta a una salida en la entrevista emitida por laSexta el domingo. «Quiero volver a vivir en Barcelona», dijo. Como si ya se hubiera marchado. Y cuando uno dice que se va es que ya se ha ido.

Leo sólo descartó dos opciones, el Real Madrid y el Atlético y ve muy complicado volver a reunirse con Neymar. «¿Cómo le pagas al París?», se pregunta. El Barcelona tiene graves problemas económicos y Leo es consciente de que no puede acceder a los grandes fichajes. Al menos si tiene que pagar un traspaso importante. Es más fácil que Messi y Neymar se reúnan en el PSG que en el Barcelona.

Pero hay opciones más baratas para que el Barcelona pueda contentar a Leo. Agüero queda libre y siempre ha sido uno de los mejores amigos de Messi en la selección. Le hubiera gustado que llegara al Barcelona antes que Luis Suárez y ahora tienen la oportunidad de reunirse, aunque también es posible que crucen sus caminos. También Di María acaba contrato con el PSG.

El Barcelona puede esperar también a junio para incorporar a dos de los jugadores que ha intentado fichar esta temporada. Eric García, compañero de Agüero en el City, termina contrato. Es canterano del Barça, fichado por el City con 17 años. Ahora tiene presencia en el primer equipo y es uno de los habituales en las convocatorias de Luis Enrique con la selección.

También puede llegar gratis Memphis Depay, el delantero del Lyon al que Ronald Koeman quería para que ejerciera de falso «nueve». Su renovación con el equipo francés no parece sencilla, pero su llegada o no al Barcelona dependerá de la situación de Koeman.

Lo mismo sucede con Georginio Wijnaldum, el holandés del Liverpool. El club le ha ofrecido la renovación, pero él se resiste a contestar. Es otro de los jugadores con los que le hubiera gustado contar a Koeman desde el principio, pero el problema es siempre el mismo, la mala situación económica que pasa el club azulgrana y que le impide hacer grandes desembolsos para reforzar al equipo.

El caso de Messi es parecido al de Sergio Ramos, aunque el capitán madridista no ha pedido salir como Leo. Ramos quiere continuar en el Real Madrid y parece cuestión de tiempo que lleguen a un acuerdo. Su relación con Florentino Pérez ha sido un constante sube y baja. En varias ocasiones Sergio ha forzado con ofertas recibidas para negociar su contrato, pero el club no está dispuesto a retenerlo de cualquier manera. La salida de Cristiano Ronaldo hace dos temporadas es el ejemplo de que nadie es imprescindible en el Madrid. Aunque la marcha del capitán no dejaría 100 millones en las cuentas madridistas, como sucedió con el delantero portugués.

Ramos y Messi son las grandes estrellas del mercado a partir del día 1, pero no muy lejos está el jugador del Bayern David Alaba. El austriaco es casi imposible que siga en el campeón de Europa y está en el que debe ser el mejor momento de su carrera, con 28 años. Puede jugar de lateral, de central y de centrocampista y sólo habría que abonarle la ficha, aunque sea elevada.

A Alaba se le ha relacionado con el Real Madrid, que también corre el riesgo de quedarse sin Lucas Vázquez. El canterano es un secundario que ha tenido momentos de gloria y al que Vicente del Bosque convocó para la Eurocopa de 2016. Pero es ahora cuando ha encontrado su sitio en el Real Madrid hasta hacerse imprescindible para Zidane. Ha sido titular en los últimos catorce partidos y después de perderse los tres primeros de la temporada sólo se quedó sin jugar en el estreno en Liga de Campeones contra el Shakhtar Donetsk.

Lucas ha demostrado su capacidad de trabajo y su polivalencia, hasta convertirse en una solución de emergencia para el lateral derecho, con buenos resultados.

En el Barcelona también queda libre Riqui Puig, un futbolista que no cuenta demasiado para Ronald Koeman, que ya quiso que saliera del Camp Nou el pasado verano. La única opción de continuidad para el canterano azulgrana es que el nuevo presidente que se elija en enero cambie al holandés por un entrenador que confíe en él. Eso parecía que haría Quique Setién, que lo convirtió desde su llegada al banquillo azulgrana en un símbolo del cambio, pero la participación de Riqui terminó siendo intrascendente en el juego del Barça.

Futbolistas españoles que juegan fuera como Bernat y Javi Martínez también acaban contrato. Al jugador del Bayern ya se le relacionó con un posible regreso al Athletic Club esta temporada, pero de momento continúa en el campeón de Europa, aunque parece que será su última temporada en Múnich.

Cavani, una de las estrellas del último mercado, se prepara para renovar con el United. El uruguayo era la primera opción para Simeone en el Atlético, antes de que apareciera Luis Suárez. Ahora se presenta la posibilidad de Milik, el delantero polaco del Nápoles, que acaba contrato en junio y puede ser el sustituto de Diego Costa.