“Mujeres que no son mujeres”, el discurso de un miembro de Vox contra el 8-M y el fútbol femenino

El portavoz del partido de ultraderecha en el Ayuntamiento de Baza ataca la celebración del día internacional de la mujer y a las mujeres futbolistas en el pleno municipal

Rafael Azor, portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Baza
Rafael Azor, portavoz de Vox en el Ayuntamiento de BazaLa Razón (Custom Credit)

La celebración del 8-M y el fútbol femenino son dos cosas que no parecen gustar al portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Baza (Granada), Rafael Azor, como ha demostrado en su intervención telemática en el pleno municipal. “Simplemente no lo apoyo porque no representa a la mujer real. Así de claro. Creo que al frente de ese día 8 de marzo hay mujeres que no son mujeres”, dice el portavoz ultraderechista.

Azor parece regodearse en sus comentarios y continúa. “Me dice que cuando juegan al fútbol las mujeres no les damos la misma importancia que a los hombres. Mire usted, hay deportes en los que el hombre tiene mucho más rendimiento que la mujer y esos deportes no tienen el mismo atractivo si lo hace un hombre que si lo hace una mujer,. Puede ser el toreo, puede ser el fútbol y como puede ser muchos otros”, asegura.

“No es que yo esté en contra de que las mujeres tengan equipos de fútbol, simplemente que el rendimiento de un equipo de fútbol de hombres no es el mismo que el de una mujer. Así de claro”, afirma antes de enredarse en su discurso. “A los hechos me consumo [sic]”, dice Azor. “No hay más que darse cuenta de los fichajes de mujeres que hacen los equipos profesionales. Dígame alguna mujer que esté en un equipo profesional de los que están en la Primera División. Dígame una”, continúa. Una argumentación confusa, ya que los equipos femeninos de Primera División están, evidentemente, formados por mujeres. Y la legislación no permite los equipos mixtos.

No contento con decir cosas como ésa, el portavoz del grupo de ultraderecha prosigue con su discurso contra el feminismo. “Me dice que a las mujeres no les gusta que las piropeen. Mire usted, yo creo que a todas las mujeres les gusta que las piropeen, a no ser que amarguen”, dice utilizando un lenguaje vulgar y despectivo y homófobo. Llega a distinguir, incluso, entre mujeres de verdad y mujeres que no son mujeres. “Porque claro, si a una mujer resulta que la está piropeando un hombre y no es mujer, pues claro que no le gusta que la piropeen. Pero a todas las mujeres de verdad les gusta que las piropeen los hombres”, concluye.

Estos comentarios han despertado una ola de indignación en las redes sociales.