El carísimo caballo de Sergio Ramos, estrella de la ‘Fórmula Uno de la hípica’ en Madrid

Este circuito internacional de saltos tiene 40 millones de euros en premios entre sus 16 paradas

Sergio Ramos, junto a su caballo 'Álamo'.
Sergio Ramos, junto a su caballo 'Álamo'.Instagram Sergio Ramos

Después de un año de parada por la pandemia, vuelve a Madrid la ‘Fórmula Uno de la hípica’. El circuito Longines Global Champions Tour regresará al Club de Campo madrileño del 21 al 23 de mayo. En la competición estará Álamo, un caballo campeón adquirido por el jugador del Real Madrid Sergio Ramos y el jinete Sergio Álvarez.

Las cifras mareantes que rodean a este circuito internacional de saltos justifican la comparación con el campeonato de automovilismo: 40 millones de euros en premios entre sus 16 paradas, casi un millón solo en Madrid (960.950 euros).

“Por eso se le llama la Fórmula Uno de la hípica. Los principales propietarios de caballos quieren estar aquí”, explica Álvaro Arrieta, responsable de Oxer Sports, la empresa propietaria de las franquicias de este torneo en España y México, que cuenta con un presupuesto de dos millones, la mitad invertido en premios.

En un año normal, el retorno estimado para Madrid multiplica por diez la inversión: unos 20 millones de euros, entre los 13 millones de repercusión publicitaria y mediática, y los 7 millones del gasto de los jinetes, equipos, visitantes nacionales e internacionales que acuden a la cita, muchos de ellos de un alto nivel adquisitivo. “La hípica es un deporte ‘premium’ en el que ciertas marcas están más cómodas”, remarca Arrieta.

Las condiciones de la pandemia reducen los guarismos en esta edición: en lugar de los 12.000 espectadores por jornada que solían ser habituales, el número se reduce a 5.000 en pro de ofrecer mejores condiciones de distanciamiento social y precauciones sanitarias.

El prestigio de este circuito internacional reúne a los principales jinetes y monturas internacionales: el alemán Daniel Deusser, el suizo Martin Fuchs, segundo y tercero del mundo, los ingleses Ben Maher y Scott Brash, los holandeses Maikel Van der Vleuten y su padre Erick Van der Vleuten, el sueco Peder Fredricson el francés Kevin Staut o el alemán Marcus Ehning.

Entre ellos se cuenta los españoles Eduardo Álvarez Aznar, quien será el representante español en saltos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, y Sergio Álvarez Moya, campeón español que participó en los Juegos Olímpicos de Río 2016 que se presentará en el Club de Campo de Madrid con Álamo, el último caballo que ha adquirido en colaboración con el defensor del Real Madrid Sergio Ramos, apasionado del mundo ecuestre y junto al que también adquirió el año pasado la yegua Eliante Z.

Álamo no es un caballo cualquiera: en su historial hay una victoria en la Final de la Copa del Mundo de 2019 y el Top-Ten de Ginebra 2018. “Tiene mucha experiencia, instinto en pista, en un desempate es muy competitivo. Aunque sea muy bueno se necesita tiempo, porque ahora vamos a competir con los mejores y cuando hay desempates hay mucha velocidad y es importante la compenetración”, explica Sergio Álvarez.

La adquisición del caballo de 12 años, tasado en unos 1,5 millones de euros según explicaron fuentes del sector, fue celebrada tanto por su jinete como por el defensor internacional español. “Seguimos apostando por la excelencia. Álamo, bienvenido a la familia. Es un privilegio contar con el actual campeón de la final de la copa del mundo y de la final top10”, expresó Sergio Ramos en Instagram, con un vídeo llevando las riendas de su nueva montura.

Poco conocida por el gran público, la afición del defensor de Camas (Sevilla) por el mundo ecuestre viene de lejos. “Siempre soñé con ser futbolista y tener algo vinculado a un caballito. Al principio era un ‘hobby’ y luego me lo tomé como algo profesional”, explicó en el documental ‘La Leyenda de Sergio Ramos’ (Amazon Prime Video), en el que se ven imágenes de su ‘Yeguada SR4’, un espacio de 44 hectáreas ubicado en la provincia sevillana donde cría yeguas.

"A él le gustan mucho sus caballos. Tenemos otro caballo más en común, además de 'Álamo'", explica Álvarez, que asegura que la asociación llegó por su interés común por la hípica. "Son cosas que surgen. Él es una persona a la que le encanta el deporte, los animales. Tenemos buen 'feeling' uno con el otro", agrega.

El debut de Álamo con Sergio Álvarez no pudo ser mejor, ganando el Gran Premio de Gorla Minore (Italia). En Madrid, el caballo de Ramos y Álvarez tratará de repetir triunfo en un escenario de prestigio: la parada madrileña de la “Fórmula Uno de la hípica”.