Carlos Sainz se adelanta al futuro y hace historia

El piloto madrileño consigue la primera victoria de etapa de la historia del Dakar con un coche eléctrico, el Audi RS e-tron

Carlos Sainz, con su Audi RS Q e-tron en el Dakar 2022
Carlos Sainz, con su Audi RS Q e-tron en el Dakar 2022 FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Carlos Sainz es, por edad, palmarés y experiencia, un clásico del Dakar, pero al mismo tiempo es un pionero al que le gusta aceptar retos que tienen que ver con el futuro, como el que afronta en esta edición con el Audi e-tron. Este martes consiguió su victoria de etapa número 40, que no es una cualquiera al ser la primera de un coche impulsado por motores eléctricos. Tres lleva este prototipo de la marca alemana, con uno de gasolina para cargar las baterías y aumentar la autonomía. Hizo historia el madrileño al imponerse en la meta de Al Qaisumah, porque adelantó lo que será el futuro del rally.

La creación de esta categoría T1 Ultimate, con coches con tecnología sostenible, es poner la primera piedra del Dakar que viene, una prueba histórica que no tiene más remedio que adaptarse a los nuevos tiempos y que en 2026 espera que los favoritos a la victoria usen combustibles y propulsores ecológicos. Se trata de conseguir tecnologías sostenibles que no quiten espectacularidad a la prueba, como sucede en la Fórmula Uno, y la primera diferencia es el ruido. El Audi de Sainz no ruge, más bien silba, como las motos electricas y los coches de la Fórmula E. Se trata de un coche que no ha podido ser probado en competición hasta ahora, pero que está en las mejores manos, las de Carlos Sainz, capaz de sacarle el máximo partido. Su debacle de la primera etapa no le permite luchar por el triunfo final, pero ya ha anunciado que intentará divertirse.

Para empezar, ayer ganó la tercera etapa. «Es un día importante y va a estar en un lugar de privilegio en mis recuerdos. La primera vez siempre es especial. Si me hubieras preguntado hace un año, hubiera dudado. Estoy muy contento de ayudar a Audi a conseguir esa victoria histórica en el Dakar. Demuestra un el esfuerzo que hay detrás de este coche», explicaba Carlos Sainz. Su hijo, Sainz júnior, reconocía que a su padre esta victoria le haría una ilusión especial, por ser con un coche eléctrico.