La Agencia Estatal Antidopaje recurrirá la sentencia

La directora de la Agencia Estatal Antidopaje, Ana Muñoz, ha lamentado que la sentencia de la Operación Puerto "no es plenamente satisfactoria", pero se ha negado a "lanzar un mensaje exclusivamente negativo"porque ve elementos esperanzadores en el texto, al tiempo que ha anunciado un recurso para pedir las bolsas de sangre que la jueza del caso, Julia Patricia Santamaría, ha ordenado destruir en su sentencia anunciada este martes.

En una rueda de prensa con abundancia de medios de comunicación extranjeros, claro síntoma de la importancia que se concede al caso fuera de España, Muñoz negó que el castigo de un año de cárcel a Eufemiano Fuentes -uno de los cinco imputados en el caso- sea poco castigo. "Quizás para todos vosotros es poco, pero me parece más que poco. Es insuficiente e insatisfactorio, pero ahora las circunstancias sería distintas", dijo a los periodistas.

"Eran actuaciones que hoy serían delito de dopaje deportivo y que pueden ser perseguidas desde el puntos de vista administrativa. En eso sí tenemos competencias y actuaremos hasta el límite de las posibilidad que la ley nos otorga. La Agencia no acepta la sentencia como el punto final de este proceso. La Operación Puerto no ha terminado", zanjó contundente Muñoz, que tiene diez días para elaborar el recurso ante la sentencia en colaboración con los servicios jurídicos de la AEA y del Consejo Superior de Deportes (CSD).

La directora, que tampoco está "de acuerdo con algunas absoluciones", aseguró que la sentencia "significa un punto de inflexión"respecto a la "actuación futura"de la agencia. "No puedo cambiar la historia, pero sí intentar que el futuro sea distinto. Lo venimos haciendo desde que hemos promovido una legislación distinta, que permita que nadie tenga comparecer en el futuro para decir lo que estoy diciendo ahora. La nueva ley que se está tramitando hubiera cambiado el sentido de esta sentencia. No es un consuelo, solo un reconocimiento de que el futuro será distinto", confió.

En esta línea de imagen de cara al exterior, a Muñoz se le preguntó por las consecuencias que la sentencia pueda tener para Madrid 2020 y apuntó que la a candidatura olímpica tiene "bases realmente sólidas para ganar"y que esa "solidez de la candidatura no se verá en absoluto empañada".

"El COI ha verificado que la normativa española antidopaje que está en tramitación parlamentaria -en referencia a la nueva ley que presumiblemente se aprobará en junio- esta plenamente acorde con el Código Mundial Antidopaje. Han verificado que cuando se decida la sede la candidatura española cumplirá perfectamente los requisitos. No creo que las cosas hubieran sido distintas con otra sentencia", aclaró.

En cuanto a la trama de dopaje, Muñoz cree que "ha quedado acreditado plenamente"que el sistema orquestado por Eufemiano "tenía como fin exclusivo"el dinero. Además, confirmó que se reunió con el médico canario en pleno juicio y negó que se arrepintiera de ese contacto.

"Su abogado me pidió la reunión y la Agencia está abierta a cualquier persona que de manera formal solicite venir. Fue una reunión con luz y taquígrafos. Me pidió que le ayudara a conseguir la anulación del juicio a cambio de su colaboración, que en ningún momento señaló cuál era ni yo se la pregunté. Le dije que no era el lugar, ni el tiempo, ni legal, y que yo no iba a interferir en el proceso judicial. No me arrepiento. Si alguien se equivocó fue él, no yo", analizó.

Respecto a las más de 200 bolsas de sangre que la jueza ha ordenado destruir, Muñoz dejó claro su "respeto a la sentencia, como no podía ser de otra manera"pero aseguró que no comparte "los argumentos empleados"por Santamaría y que también pondrán este asunto "en manos de los servicios jurídicos de la AEA y el CSD".

"Entra en las competencias de la Agencia recabar todas las evidencias documentales o biológicas que permitan la identificación de los deportistas. Queremos que esas bolsas sean entregadas para identificar no a los clientes de Fuentes, sino a los deportistas que acudían a manos de un medico que organizaba prácticas contrarias a la salud", diferenció, tras reiterar que "no dar las bolsas de sangre no significa que la Operación Puerto haya terminado".