Ciclismo

Enric Mas se reivindica en Sierra Nevada ante Evenepoel, que sigue líder de la Vuelta

El arranque del español debilita a Evenepoel, que ha perdido un minuto en dos días, pero mantiene el liderato. Ganó Arensman

Enric Mas suelta a Supermán López y a Vine en los últimos metros de la subida a Sierra Nevada
Enric Mas suelta a Supermán López y a Vine en los últimos metros de la subida a Sierra Nevada FOTO: Javier Lizón EFE

«Enric Mas y Miguel Ángel López eran los más fuertes», reconoce Remco Evenepoel. Pero nada, ni los ataques sufridos ni los segundos perdidos hacen perder la compostura al líder de la Vuelta. Acaba la etapa y parece tranquilo. Se sube al rodillo con un chaleco refrigerado y mira hacia delante. Acaba de salvar otra semana, otro día complicado. Ha superado las dos jornadas aparentemente más peligrosas de la carrera, la que acababa en La Pandera y la de Sierra Nevada, y ha perdido algo más de un minuto respecto a sus dos principales rivales, Mas y Roglic. Pero no pasa nada.

La clasificación sigue diciendo que es el primero, el que más cerca está de ganar la Vuelta el próximo domingo en Madrid. El belga ve la Vuelta en su conjunto. Y piensa en el tiempo que ganó en los primeros días de carrera.

Todo suma y el trabajo que hicieron sus dos principales enemigos para desgastarlo en la meta de Hoya de la Mora, en Sierra Nevada sólo sirvió para que Roglic le robara quince segundos. Y 36, Enric Mas, además de los seis de bonificación. Evenepoel prefiere mirar la parte positiva. Le atacaron, le desgastaron a él y a su equipo y sólo pudieron arrancarle ese puñado de segundos.

El Jumbo, el equipo de Roglic, endureció la carrera desde el comienzo del puerto. La ventaja de Evenepoel era grande y había que atacar desde lejos para recuperar. Pero no consiguieron la rentabilidad esperada. Tampoco Enric Mas, que se decidió a atacar cuando quedaban diez kilómetros para el final.

Una maniobra desacostumbrada del balear que sorprendió al líder. A Mas le motivó la arrancada de Miguel Ángel López unos momentos antes. No son los mejores amigos después de coincidir el año pasado en Movistar, pero el colombiano tenía por delante a David de la Cruz para ayudarle y Mas decidió que eran buena compañía.

Tenía fuerzas Enric. No le quedó más remedio que asumir la responsabilidad cuando se agotó De la Cruz y aún le quedaron energías para despegarse de Supermán en los últimos metros y sacarle dos segundos. Era la reivindicación de Enric Mas como el mejor ciclista español del momento.

Roglic esperó más. El primer intento no le había salido demasiado bien, pero tenía que volver a intentarlo. Y lo hizo a falta de poco menos de dos kilómetros. Sin mirar atrás. Le resistió Ben O’Connor, pero el líder se quedó atrás.

Evenepoel, en su lucha por resistir, se vio superado también por Juan Ayuso. El joven español del UAE demuestra en cada puerto que tiene cabeza para gestionar las subidas y piernas para domarlas. Se le hizo duro el comienzo del ascenso a Sierra Nevada, perdió pie con los primeros, pero se fue rehaciendo poco a poco. Se enganchó a Carlos Rodríguez, ayudado por Carapaz; después llegó su compañero Almeida para llevarlo hacia arriba y al final se atrevió hasta a superar al líder. Ya ha superado el covid –dio negativo en el test de antígenos antes de la etapa– y también a Carlos Rodríguez. Al campeón de España se le hicieron largos los últimos kilómetros. Llegó a 3:29 de Arensman, el ganador, que no se creía su victoria.