El gesto más emotivo: los niños del Málaga paran el partido y dan la espalda a la grada por la discusión de los padres

Los familiares de los jugadores estaban viendo el partido de niños Málaga contra el Sporting de de Portugal cuando empezaron a discutir de manera acalorada y ofensiva. Fue entonces cuando los niños del Málaga y su entrenador decidieron dejar de jugar, acercarse a la banda donde ocurría la discusión, darse la vuelta para mostrar su rechazo. Una vez eso, se dieron media vuelta, y mirando a la grada empezaron a decir no con la mano. El gesto ha sorprendido a todos, que ven en los niños un ejemplo para el resto del fútbol y para frenar las constantes discusiones en las gradas entre los padres.