Atlético de Madrid

Enrique Cerezo: «Ahora me encanta ver jugar al Atlético»

Presidente del Atlético de Madrid

A punto de cumplir los 65 años, Enrique Cerezo (Madrid, 1948) piensa en cualquier cosa menos en jubilarse. Desde las oficinas de su productora se desdobla en sus labores de empresario del cine y de presidente del Atlético. Y con el fútbol, por fin, está consiguiendo disfrutar.

A punto de cumplir los 65 años, Enrique Cerezo (Madrid, 1948) piensa en cualquier cosa menos en jubilarse. Desde las oficinas de su productora se desdobla en sus labores de empresario del cine y de presidente del Atlético. Y con el fútbol, por fin, está consiguiendo disfrutar.

–¿Vive su mejor momento como presidente del Atlético?

–Ha habido momentos muy buenos como presidente, como vicepresidente y como atlético. Cada momento hay que saber vivirlo, hay que saber controlarlo y, sobre todo, hay que saber estar. Con el tiempo hemos formado un buen equipo, tanto institucional como deportivo y creo que ahora mismo la situación es muy fácil para el Atlético de Madrid, dentro de que estamos viviendo un gran momento deportivo con una crisis que asola a toda Europa y que a nosotros nos toca en la parte que nos tiene que tocar. Cuando entramos al campo, nadie piensa que vamos a perder.

–¿Cuánta culpa tiene Simeone de todo esto?

–El Cholo ha aportado al equipo una cosa fundamental, que es la ilusión. Yo creo que en el trabajo si no se tiene ilusión, es mejor no ir a trabajar. Y Cholo ha conseguido que cada jugador dentro de la plantilla tenga ilusión. Y como son buenos jugadores, al final todo se nota. Ahora me encanta ver jugar al Atlético de Madrid. Esa ilusión se transmite al aficionado y hay que reconocerle que eso lo ha conseguido él. Y nadie lo pone en duda.

–¿Es importante que ya fuera un ídolo de la afición antes de sentarse en el banquillo?

–Es una ventaja. Cuando una persona que viene a entrenar a un equipo ha sido un jugador querido, yo creo que ese cariño, ese respeto y esa admiración que le tenía la gente es muy difícil que se vaya en cuatro días. Como hasta ahora todo ha salido bien, es una combinación perfecta.

–Da la sensación de que Simeone tiene el respaldo o la confianza del club que les ha faltado a otros entrenadores.

–Nosotros a todos los entrenadores, a todos los jugadores y a todo el mundo que ha venido al Atlético de Madrid siempre les hemos dado el mismo respaldo y la misma confianza. Pero dar con el sistema adecuado no viene de la noche a la mañana, es por el carisma de la persona, hay una serie de condicionantes. Simeone sabe hablar, sabe explicar, sabe razonar, no tiene problemas, es un hombre feliz y todo eso al final cuenta. Y sobre todo hay que tener una cosa clara y es que él siempre quiere ganar, todos queremos ganar, pero cuando se pierde también hay que saber perder.

–¿Ha cambiado algo la sensación después de las dos últimas derrotas contra el Rayo y el Rubin?

–No, sigue siendo la misma. Es muy difícil rendir siempre al ciento por ciento y que los jugadores estén igual de mentalizados en todos los momentos de la temporada. Los objetivos siguen siendo clasificarnos para la «Champions» y llegar a la final de Copa. Hay que ver la temporada en conjunto y la temporada es buena.

–¿Tienen entrenador para mucho tiempo?

–A mí no me preocupa si el Cholo ha renovado o el Cholo no ha renovado. El Cholo renovará cuando él y nosotros lo consideremos oportuno. Hay buena predisposición por las dos partes, nosotros no tenemos ningún problema e imaginamos que él tampoco tendrá ningún problema. Se firmará cuando todos estemos conscientes de que tenemos que firmar lo que todos queremos, cuando todos deseemos firmar lo que todos deseamos y cuando las cosas vengan. Si es que es una cosa que no tiene misterio.

–Simeone no ha aguantado más de año y medio en ninguno de los clubes que ha entrenado. ¿Eso preocupa?

–No. Cada club es diferente y un entrenador se maneja en cada club de manera diferente. La ventaja que tiene es que conoce todas las costumbres de aquí, todo lo que pasa aquí. No ha aguantado más de año y medio en ningún club y aquí se puede tirar diez.

–¿Cuál es el futuro de Falcao?

–Falcao es jugador del Atlético de Madrid y tiene tres años más de contrato. Está encantado de jugar en el Atlético y no se puede decir otra cosa porque ni somos adivinos ni queremos serlo.

–Miguel Ángel Gil ha dicho que se ha ganado el derecho a decidir.

–El otro día decían que somos un equipo trampolín. A mí me gustaría que fuésemos un equipo trampolín continuamente porque eso quiere decir que aquí hay jugadores buenos. Y Falcao es un jugador importante, pero yo creo que no se ha acabado su etapa. No te puedo decir nada más. Lo mejor es que tenemos un equipo importantísimo, con Arda Turan, con Gabi, con Filipe Luis, con Adrián, con todos. Y esos jugadores con ganas y con ilusión parecen la pera, que lo son. Y sin ganas y sin ilusión, pasan desapercibidos.

–¿Ése es otro mérito de Simeone, haber revalorizado la plantilla?

–Claro. Además, con un fútbol del que le gusta ver a la gente.

–El estadio y la ciudad deportiva, ¿cómo van?

–En el estadio están trabajando. Van lentos, pero están trabajando. Intentamos cumplir con el plazo que teníamos, que es la temporada 2014/2015. Y yo creo que lo vamos a conseguir. La ciudad deportiva va un poco más lenta porque el plan que había para Alcorcón se lo cargó. Ahora estamos volviendo a recuperar esto. La ventaja es que, tal y como la tenemos concebida, la ciudad deportiva se puede construir en un año, por lo que no va a haber mucha demora.

La Bundesliga como modelo

El fichaje de Pep Guardiola por el Bayern ha sorprendido a toda Europa, pero a Enrique Cerezo no le parece extraño. «Para mí, las dos ligas más organizadas, desde cómo está colocada la gente en sus asientos hasta cómo se levantan cuando meten gol y hasta que no conoce a los árbitros ninguno de los 50.000 que van al campo, son la Bundesliga y la Premier. Y me parece más ordenada la alemana», explica. Sin embargo, su modelo de reparto televisivo, gestionado desde la Liga y no de manera individual por los clubes, no se imita en España. «La contratación es libre. Cada uno pide lo que cree que tiene que pedir y si se lo pagan, encantado de la vida. Estamos buscando un modelo mucho más justo para que todos podamos salir beneficiados. Y yo creo que se puede llegar a un acuerdo. Nadie busca que el Madrid o el Barcelona cobren menos. Lo que buscamos es otro sistema de reparto con el que todos estemos más cómodos», asegura el presidente del Atlético de Madrid.