Ferrari vuelve a galopar

Vettel y Raikkonen ocuparán mañana la primera fila en parrilla de salida por delante de Bottas y Hamilton. Sainz arrancará en decimocuarta posición, justo por delante de Fernando Alonso

Sebastian Vettel durante la carrera de Sochi.
Sebastian Vettel durante la carrera de Sochi.

Vettel y Raikkonen ocuparán mañana la primera fila en parrilla de salida por delante de Bottas y Hamilton. Sainz arrancará en decimocuarta posición, justo por delante de Fernando Alonso, que una vez más sufrió con las escasas prestaciones del Honda

Sebastian Vettel y Ferrari lo tienen todo para pelear por el título en 2017. El alemán marcó la “pole position” en Rusia y además, su compañero Raikkonen se hizo con la segunda posición, por lo que se convertirá en una gran ayuda para obtener el triunfo en la carrera “tapando” a sendos Mercedes.

El calor sorprendió a la Fórmula 1 en Sochi y la elección del mejor compuesto para cada tanda apenas presentó dudas: desde el primer momento casi todos eligieron el ultrablando, a excepción de Ferrari, que optó por el superblando, lo que dejaba entrever que Mercedes y ellos tendrían que ir a una estrategia diferente ante un comportamiento distinto de cada goma en sus coches. Además, calentar las ruedas se convirtió en un desafío para todos.

Bottas y Hamilton marcaron los mejores tiempos y justo por detrás, lo hizo Vettel, pero claro, con un compuesto, en teoría, con un rendimiento inferior. Y sólo quedó a algo menos de medio segundo, lo que evidenciaba planteamientos diferentes en ambas escuderías para la carrera. También sorprendió el rendimiento de Occon (8º) y Hulkenberg (9º).

Alonso y Sainz coquetearon con la eliminación desde el primer momento, sobre todo el asturiano, que estaba más lejos que el madrileño, que prácticamente navegaba en un pañuelo con varios pilotos.

Pero cuando la cuenta atrás amenazaba sus posiciones ambos se marcaron dos “vueltones” increíbles: Sainz escaló hasta el noveno lugar y Alonso hasta la decimocuarta plaza. Incluso, el asturiano reconoció por radio a su equipo que el coche había experimentado una gran mejora (claro está, teniendo en cuenta que vienen de muy abajo).

Los pilotos eliminados fueron: Palmer, Vandoorne, Wehrlein, Ericsson y Grosjean.

En la Q2 todos los pilotos montaron neumáticos ultrablandos, el mismo juego con el que reglamento manda empezar la carrera, y al igual que en Barein, Bottas fue el más rápido por delante de su compañero y sendos Ferrari de Vettel y Raikkonen, aunque en los momentos finales el nórdico se coló en el segundo puesto.

Sainz y Alonso no tuvieron demasiada competitividad como para acceder a la Q3 definitiva. El madrileño lo intentó todo, pero quedó a las puertas de la clasificación a la tanda final. Firmó el undécimo puesto, sin embargo, tendrá que sumar tres posiciones en parrilla de salida debido a la sanción que arrastra desde Barein por provocar un accidente con Stroll. Finalmente arrancará en la decimocuarta plaza, justo por delante de Alonso.

Los pilotos eliminados fueron: Sainz, Stroll, Kvyat, Magnussen y Alonso.

En la Q3 Ferrari puso las cartas encima de la mesa. Raikkonen marcó el mejor tiempo en el primer intento por delante de Bottas, Vettel y Hamilton, que no tuvo una buena vuelta con dos pasadas de frenada que le condenaron en primera instancia. Y sin apenas descanso, los cuatro pilotos regresaron a pista para enfrentarse al asalto final en la lucha por la “pole”.

Vettel dio la sorpresa y marcó el mejor tiempo por delante de su compañero Raikkonen, Bottas y Hamilton, que definitivamente, no tuvo un buen rendimiento en este escenario.

El Gran Premio arrancará mañana a las 14:00 h. (Movistar+ y Vodafone TV).